12 sept. 2012

Aventuras Online - ¿Rage quit? ¿Cómo osas? (Dota 2)

¿Noob? ¿NOOB? ¿A MÍ ME LLAMAS NOOB?
Ya tardaba, lo sé, mucho tiempo esperando por otra entrega de Aventuras Online, ya, claro, seguro. Voy a dar por hecho que os suena al menos de oídas un juego que Valve está terminando de perfilar llamado Dota 2, secuela del famoso Dota, pionero de los MOBAs (Multiplayer Online Battle Arenas) o como se le llame ahora a este género del demonio. Como nuestra relación con Valve es muy estrecha, fuimos minuciosamente seleccionados junto a otros cientos de miles de afortunados para probar la fase beta del ya mentado juego. En esta beta uno puede practicar contra bots, jugar con cualquiera del casi centenar de personajes disponibles y partirse la cara online con toda la gente que quiera. Ahí está el problema, gente, ugh:

En un multijugador extremadamente competitivo como este uno ya se puede esperar que el modo online no va a ser un paseo precisamente fácil de digerir en un principio. Hay de todo como en todos lados, pero cuando las partidas son duelos de más de 30 minutos (en su mayoría) en los que un descuido puede costarte la victoria... la tensión está algo alta de más. Hay piques y flipaduras a tutiplén, conflictos que se toman a un nivel demasiado personal, grandiosas victorias y humillantes derrotas. No todo el mundo está preparado para esto.

Yo no llevo casi nada jugando. He practicado bastante con el señor César matando unos cuantos bots hasta que nos sentimos algo cómodos con los personajes y las estrategias más básicas, después nos lanzamos contra lo que interner nos pusiese delante. Hemos ganado, hemos perdido (casi siempre de forma injusta, porque sí, porque lo digo yo) y hemos visto ya una muestra a pequeña escala de lo que viene a ser la comunidad de Dota 2, si bien es cierto que hemos tratado mayoritariamente con gente de poco nivel como nosotros.

Toda esa introducción viene a cuento de un evento en concreto que presenciamos, pero así me la ahorro en un futuro, que seguro que hablo sobre esto unas cuantas veces más. 

Hace un par de días decidimos (César y un servidor) jugar un par de pachangas para llenarnos de gozo y satisfacción. Durante la primera tuve problemas con la conexión y no pude jugar casi nada del enfrentamiento. Con un jugador menos el equipo partía con gran desventaja y perdimos miserablemente, lo cual fue una pena porque nuestros enemigos eran realmente malos y todo parecía pan comido al principio. Después de llorar desconsoladamente para canalizar la furia, tuvimos la gran idea de probar otra vez. "Malo será, ¿no?" Ay, angelitos... 

El matchmaking nos juntó con jugadores repartidos por todo el globo (que tiene miga la cosa para profundizar en ella), habiendo jugado ya con dos de ellos en la anterior y horrible partida. La cosa empezó tirando a rara. El inicio de las partidas es un momento crucial que si se aprovecha bien puede poner la balanza de tu parte y casi sentenciar el resto del juego. Además del hecho (porque es un hecho) de que no estábamos jugando demasiado bien, cometimos no pocos errores a pesar de mantener bastante el tipo. Mientras luchábamos para salir adelante, uno de nuestros compañeros se dejaba masacrar una y otra vez por un contrincante. Matar a un jugador, además de tiempo y dominio del mapa, da pasta por un tubo, por lo que estaba inflando con experiencia y dinero a uno de nuestros enemigos con el que eventualmente íbamos a tener que cruzar unas hostias. Después de morir unas cinco veces en tiempo récord va el tío y se desconecta, dejándonos no sólo con un héroe enemigo más poderoso de lo que debería, sino con un jugador menos que como mínimo habría podido merodear por ahí y joder la marrana un poco. 

Yo entiendo perfectamente que a ese nivel uno no sepa controlar bien el personaje ni esté del todo familiarizado con las mecánicas del juego. Si un compañero tuyo es así de malo te cagas un poco en su puta madre por lo bajinis, pero lo toleras porque todos hemos pasado por eso y puede que lo volvamos a hacer. Lo que toca los cojones es que tire la toalla vendiéndonos al resto del equipo como niños tercermundistas a un hambriento magnate de Nike. Si ya no estábamos demasiado finos ahora nos iban a calzar una buena y así fue. 

Ojo, que yo no soy mal perdedor, a pesar de que todo aquel que me gane sea un hijo de puta. No tengo problemas con perder un enfrentamiento mientras haya sido un duelo justo y divertido. Por desgracia ninguno de estos dos partidos llegó a ese nivel. Lo del rage quit es algo que no se hace en juegos como este, está feo. En un Battlefield o un CoD, que se juega más para conseguir puntos que para ganar, pues da igual. Incluso es tolerable en el Team Fortress 2, porque rara vez vas a ser un pilar tan importante como para estar perjudicando seriamente al equipo con tu ausencia. En Dota 2 eso no se hace, es un cinco contra cinco, un juego que mezcla habilidad con rol y estrategia, que exije el juego en equipo. Si huyes tan rápido de los conflictos piénsatelo dos veces antes de meterte en una partida online y joder la experiencia de otras personas que dependen de ti en cierta medida. Al fin y al cabo terminaron siendo unos 40 minutos de juego injusto, sin fluidez, sin equilibrio, de no-diversión que tuvimos que sufrir el resto de los integrantes del equipo porque a una persona sencillamente se la suda el resto del mundo. Pues muy bien, que te den por culo, oye.

2 comentarios:

  1. Coño, pero esa captura es de hace tela X)

    Los ragequitters dan mucho asco. Y encima el Matchmaking está super roto. Llevo 250 horas y me junta con peña que lleva 2 partidas.

    Que sí, que está muy bien y tienen que aprender, pero que aprendan entre ellos coño T^T

    ResponderEliminar
  2. Espero que arreglen el matchmaking antes de que se estrene oficialmente, porque también eso de que te junte con gente que está en a tomar por culo, los problemas de lag y ese mismo del nivel que comentaste... no hay quien se fíe. Al menos al funcionar con cuentas de Steam la gente con más experiencia no se puede crear cuentas nuevas para jugar con novatos. Bueno, en realidad sí, pero lo tienen más jodido.

    ResponderEliminar