24 mar. 2012

Análisis - Metro 2033


'Metro 2033' es uno de esos juegos de los que siempre he estado oyendo hablar y que, como amante de los first person shooters (género que últimamente me da más digustos que alegrías) llevaba queriendo mucho tiempo jugar. Antes de lanzarme a poner mis impresiones de la obra de 4A Games considero importante aclarar que esto no es un análisis per se, ya que voy a pasar por alto muchas cosas que ya considero explicadas en el análisis de mi compañero César, de tono mucho más positivo que el mío. Así que si queréis saber de que va la historia, mecánicas de juego y esas cosas os recomiendo que vayáis allí.

Sabed ya de antemano que 'Metro 2033' ha supuesto para mi una pequeña decepción. No lo considero un mal juego ni mucho menos, pero tampoco me parece ese shooter que muchos tienen en un altar. Si bien es cierto que tras este título hay mucho trabajo y mucho mimo, y es algo que valoro muchisimo en un videojuego, también hay muchas malas decisiones que creo que lastran mucho la experiencia de juego y su posibilidad de disfrute. 

No todo lo que he visto en 'Metro 2033' es malo, ni mucho menos. El apartado gráfico es de lejos uno de los mejores que he visto en un videojuego. Realmente impresionante. Salvo algún pequeño fallo y algun mínimo tiempo de carga en las texturas, el juego roza la perfección durante todo su desarrollo, y brilla especialmente en los niveles subterráneos donde el uso de las luces y sombras, y sus efectos quitan el habla. Sería injusto no darle ese punto a 4A Games, y es que han creado un juego de una potencia gráfica sobrecogedora que funciona todavía mejor con su ambientación.


Y es que el mundo que nos presenta este 'Metro 2033' duele. No es la clásica ambientación diseñada para fascinar al jugador, llena de mitología y en la que es un placer encontrarse. No. El mundo de 'Metro 2033' es decadente, pobre, sometido a condiciones inhumanas. Uno no siente fascinación cuando llega a una nueva estación, si no que siente que no quiere estar ahí. De alguna manera esto podría jugar en contra de las intenciones del mismo juego, pero está claro que el efecto buscado lo han clavado.

No soy un purista del apartado visual. Evidentemente exijo unos mínimos de calidad acordes a las prestaciones de las tecnologías actuales, pero para mi un juego no es más brillante que otro solamente por su apartado gráfico. Digo esto porque quitando el brillantísimo apartado visual del juego, todo lo demás falla. No estrepitosamente, pero falla, y eso hace que la experiencia final sea tediosa, aburrida y que se haga largo. Vamos por partes.


Lo más evidente e insufrible para mi ha sido la completa carencia de capacidad narrativa que nos encontramos. Ya no es que la historia sea tópica o que las situaciones a las que nos sometemos sean aburridas, si no que el modo en el que se nos van contando los acontecimientos hace agua por todas partes. Cosas tan obvias como la falta de una mayor profundización en algunos aspectos cruciales de la historia o la nula diferenciación de los personajes que nos acompañan a lo largo de todo el juego (SPOILER en el mismo final, un aliado nos brinda una pistola para acabar con el último enemigo, algo que deberia ser un momento épico pero que para mí no tuvo mucha trascendencia porque me era imposible reconocer al susodicho personaje).

Por no hablar del inexplicable mutis de nuesto protagonista. Se que eso sirve para acercar al jugador a empatizar y sentirse más en el lugar del protagonista, pero una cosa es eso y otra cosa es escribir los diálogos normalizando esta falta de lenguaje de un modo pobre y que falta a la lógica o saltarse las partes en las que nuestro personaje hablaría de un modo casi irrisorio. Y todo esto...¡escuchando la voz de nuestro personaje en off como narrador del relato en algunos momentos!


La pobre variedad de armas se explica como una necesidad argumental para ser coherente con la ambientación. Y es que en este juego parece haberse abrazado el realismo como filosofía. Un realismo que encontramos en la ausencia de demasiados menús o textos en pantalla, una gran variedad en cuanto a armamento y munición y en un razonable sistema de daños. El problema es que si el susodicho realismo llega a afectar tanto al juego como en muchas ocasiones lo hace, y en muchas lo hace para perjudicarlo, ve hasta el límite con el. Si la máscara se me empaña y rompe, haciendo incomodísimo el moverme y apuntar, si llevar un niño a la espalda hace insufrible el apuntar, si el propio sonido de mi respiración puede llegar a ser frustrante y agobiante, aplica ese realismo al sistema de daños a enemigos. Porque si después de todo esto tengo que pasarme la vida disparando y dejarme más de quince balas de escopeta o un par de cargadores de ametralladora para terminar con un solo enemigo, apaga y vámonos. 

Y es que el combate no funciona. No funciona por cosas tan absurdas como esa. No funciona porque los enemigos se abalanzan sobre ti desde todos los francos y no es que sea dificil, es que es incómodo apuntar y dispararles. Es que la IA de tus acompañantes no existen, y en determinado nivel cuando tienes que enfrentarte junto a un aliado a una clase de enemigos que se inmola y explota cuando está cerca de ti, el susodicho aliado va directamente a su lado para dispararles. 

El diseño de niveles, por otra parte, no es nada del otro mundo. Las partes en las que vamos solo, generalmente aburren. Las partes en las que vamos acompañados, generalmente son incómodas. Pocos niveles destacables hay en este titulo que sean realmente divertidos. Los que hay, aunque breves (y generalmente son los que involucran combate contra humanos), demuestran que si que se puede sacar de este título una experiencia de juego satisfactoria, y da esperanzas ante el confirmado futuro de la saga. Aún asi, la experiencia de juego es levemente satisfactoria, salvada en gran medida por el fabuloso apartado gráfico y la excelente ambientación. 


'Metro 2033' tiene una secuela en camino 'Metro: Last Light'. Como no pagué una alta cantidad por él (9 euros, dios bendiga al Carrefour y a su política de liquidar inventario extra) mi enfado es leve, más que enfado es una decepción. No me he llegado a sentir cómodo en casi ningún momento jugando, y eso para mí significa que tienen mucho que mejorar de vistas a esta secuela. En principio yo no me apunto, pero si veo que han hecho su trabajo y han traspasado el mimo que ponen en su apartado visual al jugable, quien sabe.


Ficha

Título: Metro 2033

Desarrolladora: 4A Games

Distribuidora: THQ

Plataformas: Xbox 360, PC

Valoración: 65/100

1 comentario:

  1. Ayyy... y pensar que prometí mi análisis hace cosa de medio año, ejem. A mí me gustó bastante más, hubo un puñado de partes que disfruté muchísimo y que creo que aportan una experiencia altamente satisfactoria. Otras son más de manual, torpes y aburridas, de shooter de copy-paste, que empeoran la propuesta del juego convirtiéndolo en algo realmente prometedor que no alcanza ese nivel excepcional que se esperaba de él.

    ResponderEliminar