30 oct. 2012

Análisis - Crysis 2


Es curioso como en esta generación de juegos, cuando las posibilidades para hacer cosas diferentes y novedosas son mucho mayores que en otra época, donde los desarrolladores tienen a su disposición más y mejores herramientas para elaborar su producto, como nos hemos ido dirigiendo hacia una mayor especificación dentro de lo jugable. Si, hay espacio para la sopresa, pero el mercado lo dominan unos cuantos rasgos que suelen ser sinonimo de éxito comercial. La diferencia entonces entre un buen y un mal producto en un mercado como este será la capacidad de hacer algo diferente aún cuando se quede dentro de estos estándares.

La fórmula es sencilla: tenemos un shooter en primera persona, tenemos un buen arsenal de armas, tenemos situaciones scriptadas, tenemos una trama conspiratoria, escenarios llenos de enemigos sobre los que somos tremendamente superiores y todo aderezado con un multijugador competitivo donde dar rienda suelta a nuestras habilidades asesinas. 'Call of Duty 4: Modern Warfare' marcó el camino y muchos han decidido seguir a ciegas, y solo unos pocos han sabido adaptarse y encontrar su identidad dentro de la fórmula. 'Crysis 2' es uno de ellos.

Y es más notable en este caso cuando 'Crysis' constituía una experiencia tan diferente. Los PCeros se tiraron de los pelos y clamaron al cielo cuando vieron lo que en Crytek tenían planeado para la secuela de un titulo que definió el potencial gráfico de una generación: adaptarlo y convertirla en una saga multiventas pensada más para consolas. Cierto, el potencial gráfico sigue ahí, pero no podemos negar que 'Crysis 2' desde el comienzo es un juego más orientado hacia lo comercial, y es que comparte grandes rasgos con los superventas de esta generación: temática militar, un ambiente de guerra urbana, y balas. Solo que aquí, además, llevamos el nanotraje.



No voy a venir yo ahora a contaros las virtudes del nanotraje y en que consiste la dinámica del juego, que para eso esto es un análisis que llega más de un año tarde. Pero estas mejoras que nos hacen superior nos hacen sentir superior. Muchas veces se ha fallado en esta dinámica pero por primera vez las herramientas puestas a nuestra disposición nos hacen creer que somos superiores, y nos dan la posibilidad de serlo de muchas maneras. 'Crysis 2' es un juego que en ese sentido permite leerse de varias maneras, pero en el fondo, en su alma, es un shooter, y como tal, terminamos disparando.

Obviando todas las mejores que el nanotraje pone a nuestra disposición, los disparos de 'Crysis 2' son la otra mitad de la jugabilidad del título, y no decepcionan. El arsenal es lógico, pero completo, no se echa de menos, y no hay ningún arma, obviando gustos personales, que vaya a dejar de lado al resto: en las dos veces que he completado el título, para cada parte encontré un arma con la que me sentía cómodo, y a la vez me hacía jugar de un modo diferente. Los enemigos presentan una variedad suficiente, y al contrario que en muchos titulos, la progresión en la que se nos envían no elimina a los más básicos a medida que avanzamos: en Crytek saben que la dificultad lo marca el diseño del nivel, y no el número de enemigos y su tamaño.


En ese sentido, 'Crysis 2' combina una jugabilidad innovadora con un sistema de juego muy visto, muy funcional. Y lo hace bien. Es cierto que dejamos atrás la mayor libertad de su precuela, pero los escenarios son lo bastante grandes como para que haya más de una opción para hacer las cosas. O al menos haya más de una opción para meterle una bala entre ceja y ceja al enemigo. Los mapas están bien pensados, son grandes, la IA enemiga es, en su justa medida, desafiante, y no todo será un paseo de rosas.

La campaña es amplia, llega como mínimo a las 8 horas, que en los tiempos que corren está bastante bien, y si sois unos obsesos de los coleccionables y de mirarlo todo porsialgúnlogrooculto, la experiencia se alarga hasta las 10 horas. Es una campaña bien pensada, marca muy bien los ritmos, que nos presenta la transición entre las diferentes clases de enemigos de un muy buen modo: cuando llega el  momento y el juego te exige más, estás de sobra preparado. Sin embargo, el tramo principal puede llegar a dejar a uno muy frío, pues la introducción es tosca y bruta, y nunca llegamos a tener una sensación de que nos han empezado a dejar a nuestro aire.



Aún así, esta es una sensación que se compensa después con unos cuantos niveles memorables (pienso, quizá, en el tramo final, unas tres últimas horas muy divertidas). Cierto, la campaña sufre de la tara de su pretensión de contar una historia - la que se nos cuenta no es para nada interesante - y los momentos scriptados son abundantes y a veces exasperantemente largos, especialmente a la hora de rejugar el titulo.

Gráficamente está por encima de la media, pero no es, y mucho menos en consola, el título que marque el listón de la generación (se me ocurren, ya del mismo año, 'Battlefield 3' y 'Uncharted 3: Drake's Deception', mirándole por encima), sin embargo, los bugs no son frecuentes y hay pocos bajones gráficos: siempre aparece la textura que parece resistirse a cargar, pero aquí con menos frecuencia. Llegados a este punto, el multijugador es anecdótico, pero es un buen añadido: es muy jugable, y para ser "de adorno", han puesto bastante mimo en el, y los mapas son mejores que muchos de otros juegos que si basan su apuesta en el multijugador.



Crytek ha sabido mirar al mercado, hacer un producto que funcione en el, y aún así dotarlo de personalidad y jugabilidad. No marcará una época, como su predecesor, pero si marca un camino a seguir para su sucesor, 'Crysis 3', ya anunciado para principios del año próximo. A estas alturas, al precio al que estará (si no os lo regalan en PlayStation Plus) y si os gusta el género, es una lástima que no lo probéis.


Ficha
Título: Crysis 2
Desarrolladora: Cryket Frankfurt
Distribuidora: Electronic Arts
Plataformas: PlayStation 3, Xbox 360, PC
Valoración: 86/100





No hay comentarios:

Publicar un comentario