4 dic. 2012

Secuelitis mal curada


Nunca llueve a gusto de todos, que dice el refrán, y en esto de los videojuegos muchas veces hemos tenido que aguantarnos cuando un juego que a nosotros nos vuelve locos no cumple las expectativas comerciales o críticas y pasa a ser considerado un fracaso. Todos tenemos esos pequeños flechazos con juegos que son dificiles de explicar, pero que por alguna razón u otra, nos tocan la patata. Hoy repasamos en HalfLifePlaying cinco secuelas o continuaciones que a mi personalmente me habría gustado ver, pero que, cosas de la vida, que es muy puta, están muy lejos de ver la luz.


Canis Canem Edit II / Bully II

Aqui no las tengo todas conmigo, y es que como dice el refrán cristiano, los caminos de Rockstar son inescrutables. Analicé en su día 'Bully: Scoarship Edition', la versión de la nueva generación del clásico original de PlayStation 2, 'Canis Canem Edit'  (a ver si nos aclaramos con los nombres), y me pareció una obra menor de Rockstar, pero una obra de Rockstar al fin y al cabo. Estaría bien ver que son capaces de hacer los americanos con las herramientas de las que disponen ahora, y es que si bien las mecánicas del original eran muy variadas y divertidas, carecían de profundidad, y daba la sensación de que el mundo que planetaban estaba un poco vacío. Ahora, entre superproducción y superproducción, sería extraño ver a Rockstar aventurarse en un proyecto de perfil más bajo como este, pero ah, ¡que bonito es soñar!




Roller Coaster Tycoon 4

Lo admito, 'Roller Coaster Tycoon 2' es mi guilty pleasure: un juego que quizá no vaya a pasar a los anales de la historia, pero condenadamente divertido y al que termino volviendo un par de veces al año. Hay algo en la mecánica de construir montañas rusas y atracciones que saca el niño que todos tenemos dentro, y si nos aburrimos, siempre podemos ponernos sádicos y ahogar gente. A la saga no le sentó muy bien el pase a las tres dimensiones que propuso 'Roller Coaster Tycoon 3', y dudo que a las desarrolladoras les interese marcarse un juego de gestión en dos dimensiones, algo que podrían considerar desfasado: en este caso, el avance gráfico sería muy difícil de implementar si se quisiera conservar la esencia del original. Bah, aquí me retracto, me quedo con mi 'Roller Coaster Tycoon 2', que es perfecto.


The Saboteur 2

'The Saboteur' es, quizá, la herida más grande que tengo yo abierta en esta generación. Un sandbox divertido, variado, con un genial sistema de disparos (riéte tú del de 'Grand Theft Auto IV'), una serie de mecánicas divertidísimas, una dirección artística brillante, un gran trama...y un público y una crítica que no supieron entenderlos. Ah, y un DLC con tetas. ¡Gratis! Fue una pena el varapalo en ventas y el posterior cierre de Pandemic Studios, dejando un estigma en la IP que la condenaría. Lo cierto es que 'The Saboteur' es una gran obra que ahí queda para la posteridad, y aunque sería condenadamente divertido ver a donde podrían llevar la marca en posteriores entregas, quizá no se presta tanto como otros títulos a una secuela, pero que coño, una hostia en ventas y el cierre del estudio no es algo que este juego merezca. Y yo quería jugar a otro. 

fuck, Capcom
Dino Crisis

Resulta curioso como una Capcom tan mercenaria y tan a la deriva como la de esta generación no ha tirado de una de las marcas más exitosas de generaciones pasadas. Aún con el estrepitoso fracaso de su tercera entrega en Xbox, las dos primeras siguen siendo dos piezas bastante a tener en cuenta, y joder, que el final del puto 'Dino Crisis 2' es abierto. Y 'Dino Crisis 3' no tiene absolutamente nada que ver con  las otras dos. Digo yo que en vez de dar luz verde a productos tan de dudosa calidad como 'Asura's Wrath' o 'NeverDead', bien podían haberse marcado una reinvención de la marca de los dinosaurios, a la que le sentaría de vicio el salto gráfico y el estilo de acción que ahora lucen los Resident Evil.


BulletStorm 2

BulletStorm es, en una generación plagada de shooters clónicos, un soplo de aire fresco. Sus mecánicas, su propuesta de jogo bonito, su aire macarra y su endiablada jugabilidad hicieron de él una obra única, quizá el tapado de esta generación. Con People Can Fly ahora a los mandos de la marca Gears of War y con Epic descabezada tras la escapada de Cliff Bleszinski parece que las posibilidades de ver una secuela son remotas. Aún con el PUTO final abierto del primero. Pero con el rendimiento relativamente bueno en ventas que tuvo, y con que, con el tiempo, se le tendrá en mejor consideración que ahora, todavía albergo esperanzas de ver un Round Two en algún momento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario