4 ago. 2010

‘Lost Planet 2’ Negocio redondo de Capcom.

Los hombres de Capcom otra cosa no serán (como por ejemplo, creativos), pero listos son hasta decir basta. Alla por el 2006 se estrenaron en la nueva generación de consolas con un juego bastante mediocre llamado ‘Lost Planet’ que, a lo tonto, y sin ser merecedor de ello, se hizo con renombre, buena fama, y una adaptación cinematográfica en camino.

Como los señores de Capcom, repito, son muy listos, y cosa que les va bien cosa de la que sacan hasta el último céntimo (¿me pongo a contar todas las secuelas y franquicias que tienen?) era cuestión de tiempo que nos cayera del cielo sin que lo hubiéramos pedido una mediocre secuela de un mas que mediocre juego.


En una cosa han obrado bien los desarrolladores de Capcom y esta es librarse de todo lo que tuviese que ver con el juego anterior. Desde la ambientación del planeta (veremos escasas partes jugables en hielo y en general un clima mas caluroso) hasta ciertos aspectos de la jugabilidad. Por supuesto, se mantiene el uso del gancho para agarrarse y acercarse a zonas mas elevadas, y la energía térmica nos será igualmente vital. El abanico de armas no es demasiado amplio y no pasa de las diez clases, y la inclusión de los vehículos VS, ya vistos en la primera entrega, es igualmente innecesaria que en aquella ocasión (rara vez será mas ventajoso usar uno de ellos, e incluso nos será mas cómodo desplazarnos libremente que con la mecánica movilidad de los Vital Suits).

Todo esto deja bastante claro que a la hora de desarrollar el juego no se han roto la cabeza. Cientos de bugs, problemas con la incomodidad de las cámaras, un apartado gráfico sorprendentemente mediocre y una jugabilidad infinitamente mejorable adolecen infinitamente la experiencia de juego. A la hora del diseño, apreciamos el sello de Capcom, una compañía que aparentemente solo trabaja bien cuando desarrolla videojuegos de zombies, porque en ‘Lost Planet 2’, al igual que en su predecesor y al igual que en otros muchos juegos de su catálogo (véase Devil May Cry 4), el diseño de personajes, lugares, armas y enemigos es pésimo, daña a la vista, y apesta a cultura nipona que tira para atrás.


El modo para un jugador se pasa en un suspiro (yo lo he terminado matando el tiempo entre que se me iba la restricción de megavideo) y no supera las 8 horas. Además, incluso en dificultad normal los enemigos se comportan de forma estúpida y no supone ningún reto. El hecho de que el juego esté tan centrado en el multijugador hace que tengamos que jugarlo en solitario con un determinado numero de bots, que son cada cual mas estúpido que el anterior, y poco harán mas que estorbarte (no son capaces ni de activar un punto de reinicio hasta que tu has comenzado a hacerlo). El modo campaña está dividido en 6 episodios, cada cual dividido en un determinado numero de capítulos (todos tienen 3 capítulos a excepción del 4º y el 6º, que tienen 5 y 4 respectivamente) lo cual es de agradecer bastante a la hora de jugarlo con calma y poco tiempo.


Tanto la trama como algunos aspectos de la jugabilidad son bastante significativos de lo que quiero venir diciendo desde el principio: que a este juego en las oficinas de Capcom se referían como ‘Lo$$$t Planet 2’. La trama es una burda excusa para hacernos recorrer niveles repletos de bots pero vacios de realismo como miembros de diferentes clanes (según lo que yo he entendido, tres, aunque dos son confusamente parecidos en sus diseños y el tercero es sorprendente similar a los ‘malos’, los del ejercito, no los bichos). La historia es tan burda y tonta que se resume en que aparece un bicho mucho mas grande que todo lo anteriormente visto y al final todos los clanes van a tener que poner su granito de arena para matarlo.



En cuanto a la jugabilidad, aparte de los bots sin la mas mínima inteligencia nos encontraremos con Akrids, una especie animal del planeta cuya mayor baza para llamar nuestra atención son un tamaño exagerado y un diseño feísimo. Hace que pensar sobre lo poco pulido que está el juego el hecho de que, entre los fofocientos diferentes controles que nos ofrecen para el mando, el que viene puesto originalmente no nos ofrece la posibilidad ni de recargar manualmente, ni de poner zoom, ni de cambiar de arma. Así son las cosas. Escandaloso.

Casi todo el juego está orientado a un modo multijugador que adolece los puntos negativos de todo el juego, que es un aspecto grafico superado por otros muchos juegos de lejos, y una jugabilidad nada adictiva que hace que a menos que seas un ávido coleccionista de trofeos (y yo lo soy, y ni siquiera me he molestado) no volverás a molestarte en jugarlo.

En resumen: NO compres este juego, hay muchísimas opciones mejores actualmente en el mercado, y pagar el precio que piden por el mismo es prohibitivo y básicamente contribuir a que secuelas tan innecesarias con el único fin de estafar al jugador y hacer dinero sigan siendo desarrolladas.



Ficha:
Titulo: Lost Planet 2
Desarrolladora: Capcom
Plataforma: PC, Xbox 360, PS3
Valoración: 27/100

1 comentario:

  1. Menos mal que no has dicho que es una obra maestra, porque uno anda justo de pasta para las verdaderas obras maestras que hay en el mercado, y las que van a salir.

    Me imagino que la experiencia de juego mejorará jugándolo con otras personas, aunque dudo que lo suficiente como para que llegue a una nota aceptable (tal y como lo pintas...).

    ResponderEliminar