17 oct. 2010

Análisis - Batman: Arkham Asylum


Al igual que en el cine, Batman sufrió un renacimiento en el mundo de los videojuegos, y también como en la gran pantalla, lo hizo de una forma arrolladora. Batman: Arkham Asylum nos pone en la piel del caballero oscuro, nos pone en el lugar de aquel capaz de aterrorizar a los que campan a sus anchas por los terrenos de la demencia y a aquellos para los que la vida humana es insignificante o incluso divertida de arrebatar.



Batman: Arkham Asylum es un videojuego de aventura y acción en 3ª persona (con algunas excepciones) que se estrenó en 2009, desarrollado por Rocksteady Studios y distribuído por Eidos para PC, PS3 y Xbox360. La versión a la que jugué es la normal de PS3 (hace bien poco se estrenó la edición Game of The Year, con algunos añadidos y teóricamente, con unas gafas que nos permitirían disfrutar el juego en 3D), y desconozco si hay diferencias con otras ediciones, sin embargo estoy seguro de que el contenido principal es igual y que las diferencias son nimias.

La base de la que parte la trama es bien sencilla, el Joker ha sido arrestado y es enviado a Arkham, Batman no se fía y decide supervisar el traslado, una vez dentro, Joker arma una de las suyas y toma el control de la isla de Arkham. El objetivo de Batman será descubrir los planes del Joker e impedir que los lleve a cabo, pero a medida que progresa el juego tendrá que enfrentarse contra algunos de sus enemigos conocidos, puesto que la mayoría de los más letales villanos de Gotham estaban destinados en Arkham. A pesar de lo sencillo que sea el hecho de tener que detener los planes del Joker, el envoltorio está enormemente elaborado, los diálogos, el comportamiento de los villanos, la oscuridad propia de Arkham están cuidados a la perfección, esa es la más fascinante del trabajo en el guión.

La ambientación del juego es realmente sublime, el espectáculo visual está a la altura de los juegos de hoy en día, pero eso ya lo comentaré más tarde, es el diseño artístico donde sobresale este juego. Como ya he dicho nos enfrentamos contra una de las aventuras más oscuras de Batman, y eso tiene que sentirse en el juego, el diseño de los personajes, los mapas, la oscura recreación de los edificios (tanto por fuera como por dentro), que van deteriorándose a medida que aumenta el poder de Joker sobre la isla. La música es del estilo de la que hemos podido disfrutar en las últimas películas de la saga, así que acompaña perfectamente la oscura atmósfera a la que nos vemos sometidos. La ambientación se hace más inmersiva cuando a lo largo del juego adquirimos cintas de grabación y biografías de algunos de los más peligrosos reclusos de Arkham, que profundizan en el argumento, aportando complejidad a la personalidad de los villanos.


La jugabilidad está muy cuidada, especialmente el combate, en el que además de el contundente cuerpo de Batman, podremos utilizar algunas de sus legendarias herramientas, como los batarangs. En principio podemos campar a nuestras anchas por todo Arkham, aunque muchas veces nos vemos limitados por razones de guión (o el guión se las apaña para limitarnos un poco), siempre hay una buena sensación de libertad, aunque algunas partes puedan ser lineales, no llega a dar tal sensación, por lo que se disfruta más del juego. A lo largo del juego iremos accediendo a algunas zonas inalcanzables para nosotros en un principio, y eso es debido a que poco a poco iremos obteniendo diversas herramientas de Batman que usaremos para ir a donde queramos, y algunas de ellas también se podrán usar en combate. Los combates son bastante sencillos, un botón para atacar, otro para contraatacar y otro para aturdir (con la capa) a pesar de que la mayoría de las veces resulte muy fácil quitarse de encima a 10 esbirros de Joker, de vez en cuando (debido a diversos añadidos en el combate) llegaremos a tener algunas dificultades para salir adelante, pero esto es normal, maldita sea, es Batman, ¡puede patear los culos que quiera! Algo digno de elogio es el elaboradísimo trabajo en la animación, pocas veces veremos algo que nos parezca muy falso y los combates son todo un espectáculo, cada movimiento está ligado con el anterior proporcionando un espectáculo visual muy fluído, lo que hace que las grandes peleas sean toda una experiencia.

Por todo Arkham nuestro querido villano Edward Nigma (E. Nigma, Enigma para los amigos), nos ha ocultado diversos "trofeos" y acertijos (un acertijo por zona, creo), que al adquirirlos nos proporcionará experiencia y podremos desbloquear desde cintas de grabación, biografías y modelos de los personajes. La experiencia la adquirimos a través de los mencionados desafíos de Enigma y a través de lo bien que lo hagamos en los combates, a medida que obtenemos experiencia iremos subiendo niveles, y por cada nivel podremos adquirir una nueva habilidad, para mejorar los combates o las herramientas de Batman. Al adquirir nuevas habilidades en los combates podremos llevar a cabo combos más complejos, aportando mayor variedad a la hora de dar por culo a nuestros enemigos. Como ya dije, nos enfrentaremos a unos cuantos villanos, y requerirán una estrategia de combate distinta (al igual que algunos de los "enemigos comunes"), esto se agradece, aunque puede que un poco más de diversidad sería muy de agradecer, pero como ya he dicho hay una diversidad más que aceptable, desde épicos combates frontales hasta relajadas eliminaciones individuales desde las sombras.

Es posible que la herramienta estrella del repertorio de Batman sea el modo detective, se trada de un modo de visión en el que podremos localizar a los enemigos (a pesar de que haya paredes de por medio) y podamos localizar paredes y accesos que podamos atravesar para alcanzar nuestros objetivos, sean avanzar en la historia o conseguir más desafios de Enigma. Es posible que el uso de esta herramienta sea algo excesivo, pero no creo que llegue a empeorar la experiencia de juego, es posible que una mejor adaptación o aportar algo de diversidad a los usos del mismo lo hubieran convertido en un elemento sobresaliente, pero como ya he dicho, no llega a molestar.


El apartado técnico del juego es impecable, no he llegado a ver fallos gráficos graves (y no recuerdo ninguno leve ahora, pero nunca se sabe), y el espectáculo visual es impresionante. El apartado sonoro está muy bien cuidado y el juego no decae en FPS ni nada similar, siendo siempre muy fluído. El juego está completamente traducido y doblado al castellano, y he de añadir que muy bien, algunas de las voces son las mismas que las utilizadas en las últimas de las películas de Batman (la de Batman, por ejemplo), y el Joker os recordará a todos los que hayáis visto la serie Frasier (el mismo actor de doblaje que el encargado de Niles Crane).

Además del modo historia podremos alargar la experiencia de juego mediante los desafíos, que pueden ser peleas donde hay que conseguir una buena cantidad de puntos o zonas de sigilo donde tendremos que acabar con los enemigos de forma rápida. La duración del juego es bastante respetable si os soy sincero desconozco cuántas horas me habrá llevado acabar el modo historia en dificultad normal, pero creo que unas que 12 horas, contando con que muchas veces nos vemos tentados a parar para conseguir desafíos de Enigma o simplemente... hacer el imbécil. Lo dicho, los desafíos sirven para alargar la vida del juego y tendremos que completarlos todos al igual que los 240 desafíos (a mí me faltan 27) que tenemos repartidos por el mapa si queremos tener el juego completado al 100%.

Creo que todo esto os servirá para haceros una idea de qué es lo que os podéis encontrar en esta perla. Se trata de un juego con un argumento que engancha, una genial ambientación inmersiva, un espectáculo visual digno de admiración, además de que reclamará la atención de nuestro inmenso apetito por completar desafíos. Un juego sobresaliente, uno de los mejores del 2009 que se vió eclipsado por el éxito del Uncharted 2 (que espero disfrutar tarde o temprano) y el horriblemente sobrevalorado Modern Warfare 2, pero que proporciona una experiencia de juego difícil de olvidar (me refiero al Batman no al Modern Warfare 2). En el juego, que ya mantiene un nivel alto, hay unos cuantos de estos momentos que son sencillamente sublimes, por los que sin duda el juego será recordado a medida que pasen los años, por ejemplo, cada aparición del Espantapájaros me parece digno de admiración, yo me lo pasaba como un enano (no os digo más para que os sosprendáis al jugarlo).

Os dejo con uno de los tráilers:


Lo dicho, Batman: Arkham Asylum es un videojuego sobresaliente, con grandes momentos y una genial atmósfera. Poneros en la piel de Batman, que el viaje a la locura corre a cuenta del Joker.

Título: Batman: Arkham Asylum

Género: Aventura/Acción

Desarrolladora: Rocksteady Studios

Distribuidora: Eidos

Plataformas: PC/PS3/XBOX360

Precio: La edición normal ronda los 30 € la edición GOTY está a 50 €.

Nota: 90/100




Requisitos PC:


Mínimos:
CPU: Intel 3 Ghz de un solo núcleo o equivalente de AMD
Memoria: XP = 1 GB, Vista = 2GB
Tarjeta Gráfica: NVidia 6600 o ATI 1300 o superior con Píxel Shader 3.0

Recomendados:
CPU: Pentium D a 3Dhz o AMD Athlon 64 X2 3800 (Dual Core)
Memoria: XP = 2 GB, Vista = 3GB
Tarjeta Gráfica: NVidia 7900 GT o superior

No hay comentarios:

Publicar un comentario