24 ene. 2011

La dura verdad

Creo que de lo que voy a hablaros hoy es algo que nos ha pasado a todos los aficionados a los videojuegos. Tengo mucho juego al que jugar y no sé por dónde empezar (o seguir). Pero además, las ganas que tengo yo de enviciarme a algo son considerablemente grandes (ya que acabo de pasar 15 días de sequía por los exámenes) y llego a casita y me encuentro con un puñado de juegos que ni he tocado, otros que he dejado a medias y otros que quiero comprar (o están al caer). 


Y es que nos pasa a todos, nos gusta un juego, lo empezamos pero por cualquier motivo... dejamos de jugar durante un tiempillo y el mes menos esperado nos damos cuenta de que ya no nos acordamos de nada, a mí eso me ha pasado con el Mass Effect ¡dos veces! Lo empecé por primera vez muy ilusionado, le dediqué unas cuantas horas y no recuerdo por qué razón, lo acabé dejando abandonado, lo reempecé hace unos meses, jugué un par de días y hala, otra vez. Y tengo unas ganas terribles de pasármelo y disfrutarlo (principalmente porque me compré la edición coleccionista del Mass Effect 2, que parece que deja catatónico a todo el mundo de lo bueno que es) pero no lo doy hecho. Aunque ese no es el peor caso, porque hace unos meses me compré el Battlefield: Bad Company 2 (por 18 eurillos de nada en la EA Store) y aún no me he acabado la campaña ¿por qué? pues... sabe Freeman. 

Pero claro, a pesar de la incipiente bipolaridad uno ve las ofertas de Steam durante las navidades y no puede evitar mojar los pantalones, y claro, más y más juegos nuevos, más horas que jugar, más perlas, más opciones, más decisiones, y todo para que al final no sepamos qué elegir y acabemos jugando a lo de siempre, que si un Team Fortress 2, que si un Call of Duty, que si repasarme el Half-Life 2 con nosequé mod... etc. Lo peor es que a este ritmo acabaré teniendo una juegoteca (o como carallo queráis decirlo) con más juegos por jugar que jugados. Pero bueno, esto nos pasa a todos y tarde o temprano nos las apañamos para poder jugar a esas perlas que tenemos impolutas por los rincones de nuestras estanterías o cuentas de Steam, ¿cómo hacerlo? pues posiblemente aprovechando cuando falla internet y el juego online es impensable ¡ese es el momento! 

Que sí, que podemos establecer unas prioridades, que blebleble bliblibli, pero al final sólo les damos privilegios a aquellos que llevamos meses o años esperando. Hablando de babas y eyaculación precoz, pronto publicaremos sobre los juegos que más anhelamos de este año, que por cierto, viene bien cargadito (sí, nosotros lo hacemos cuando ha pasado casi un mes ¿qué pasa?).

PD: ¿Cómo que qué tiene que ver la foto con todo esto? A todo el mundo le gustan las tartas, y esa en especial... mmm...
PD2: ¡He vuelto!

1 comentario:

  1. Y yo que esperaba que nunca más volvieses, ya tenía mis planes de toma de posesión absoluta del blog, de hacerme con el monopolio de blogs en todo el mundo y de crearme un nombre en la historia, pero veo que tendré que esperar, al menos de momento.

    Nice to see you back, son.

    ResponderEliminar