19 jun. 2012

E3 2012: Electronic Arts, meh



La titánica Electronic Arts supo arrancar con decisión enseñándonos lo que se nos venía encima (o al menos parte) en febrero con Dead Space 3. Fardando de nuevo modo de juego, el cooperativo, el cual entiendo tirando a poco en un título de esta saga. La coña es que en modo cooperativo podremos jugar a la campaña de un jugador más una serie de contenido exclusivo que sólo podremos disfrutar en este modo de juego con un amigo o un violador (probablemente las dos a la vez). Me queda rezar para que las partes más orientadas a la acción sean los añadidos de la campaña en co-op, porque yo si quiero un Dead Space lo quiero jugar solo y con su rollo de survival gore-espacial que tanto nos gusta a todos. Para mí la prioridad especial en Dead Space 3 es que la campaña de un jugador sea muy buena y acojone tanto o más que las anteriores. El co-op puede estar divertido, pero al jugar con otra persona ya se va al carajo la sensación de soledad y vulnerabilidad. Eso sí, el juego cae de cabeza, más claro agua. El resto de la conferencia de EA fue... bueno... veamos:

Después del gameplay de Dead Space 3, que por una parte me alegro de que no destripara sustos ni sorpresilla, pero por otra creo que a todos nos ha despertado ciertas dudas sobre si el título cumplirá las expectativas, Electronic Arts decidió hacer una conferencia algo rara. Antes de nada voy a insultar ya al hijo de puta que ideó lo de Battlefield 3 Premium, porque es bochornoso. Ya estoy bastante hasta los huevos de que quieran cobrarnos 15 eurazos cada vez que meten 3-4 mapas nuevos en el juego, como para que me garanticen que lo van a seguir haciendo durante bastante tiempo.

También hay novedades en el universo Star Wars, ya que The Old Republic contará con una gran actualización gratuíta de contenido, "¡qué detalle!", pues tampoco tanto, que la gente ya está pagando una cuota mensual. De todas formas nada que objetar contra eso, más contenido para aquellos que hayan decidido darle una oportunidad al MMORPG de Bioware. Luego llegó el turno del SimCity, que contará con una nueva entrega para PC y otra para la red social más grande del mundo mundial, Feisbuc. Estoy seguro de que las dos son el vicio padre, y aunque la de FB no la pienso tocar ni con un palo, el SimCity de PC es posible que caiga. Siempre he tenido cierta debilidad por los simuladores y la cara administrativa de los juegos de estrategia, creo que me lo pasaré teta con este. De los juegos de EA Sports no comentaré nada porque no soy fan ni de las sagas, ni del género, aunque según dice todo el mundo últimamente tanto Madden NFL como FIFA están contando con unas entregas de gran calidad, así que tres hurras y seguimos palante.


De Medal of Honor: Warfighter ya no sé ni qué decir. Habiendo ya dos sagas de FPS bélico bien diferenciadas, con su comunidad y sus usuarios, no le veo demasiado sentido a una secuela del fracaso que supuso el regreso de la saga Medal of Honor. Esto está lleno de scripts, no tiene personalidad alguna y ya hay suficiente shooter tal que así en lo que llevamos de generación, no lo pienso ni oler. Ojo, que no quiero decir que vaya a ser malo ni nada así, estoy seguro de que tiene gente competente detrás, pero no veo en él nada que le haga destacar ni que le haga merecedor del pastizal que costará. 

Del Crysis 3 decidieron enseñar el peor gameplay posible, así de simple. Intentar mostrar las bondades de Crysis con algo lleno de scripts es una gilipollez como un piano. Con lo bonito que habría sido ver un ataque de infiltración aprovechando el entorno para dar por culo, decidieron poner el pasillo ese sin mojo alguno. Fijo que el juego luce como pocos y de buena calidad, pero ahora también tengo dudas sobre el resultado final. Queremos libertad, queremos opciones, no un Call of Duty hormonado, que para eso ya están las campañas del Call of Duty (y del Battlefield, y del Medal of Honor, y del Homefront, y...) . Está por ahí el Need for Speed: Most Wanted, de Criterion, que supuestamente hereda la esencia del famoso Burnout Paradise (de Criterion también, claro). Pinta divertido, pero no soy fan de los juegos de carreras, así que a saber. 

No sé si me estoy dejando algo o si mi memoria selectiva lo ha suprimido, de todas formas estoy seguro de que no es nada importante (al menos para mí). En esta conferencia me faltaron sorpresas, un mal que se extendió por todo el E3 como si una infección se tratase. Se notó la falta de sorpresas porque Electronic Arts cuenta con ips muy interesantes de las que no dijeron nada, como Mass Effect (que dijeron que iban a continuar sacando títulos), Dragon Age o el mismísmo Mirror's Edge, al que le vendría la mar de bien una secuela que subsanara los millones de errores garrafales que comete la entrega original. Y cojones, ya puestos a pedir sorpresas, ips nuevas, que nunca están de más, pero creo que eso ya es emocionarse demasiado viendo cómo está el panorama.

Ya seguiré con... sí... bueno, eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario