12 jun. 2012

E3 2012: Microsoft, qué pasa por tu casa


Con esto arrancó la tanda de conferencias del E3, sin contar la conferencia pregrabada que emitió Nintendo sobre el mando de la Wii U el día anterior, claro. Halo 4, a lo grande, Microsoft quería empezar repartiendo pollazos a diestro y siniestro. Sin trucos, ni filtraciones, ni esperas, ni hostias en vinagre, sacaron la artillería pesada nada más empezar, la saga estrella de la xbox 360, que tantos millones de copias ha vendido y tantas le quedan por vender. Hilaron un vídeo con actores reales a una cinemática del juego para luego empezar con el primer gameplay público del próximo éxitazo de ventas de Microsoft y la gente se volvió un poco loca.

El gameplay, muy selvático todo él, exprimió la potencia gráfica de la consola de Microsoft hasta un punto jamás visto en la saga, además de enseñar una de las (espero que muchas) novedades. Hay un nuevo enemigo, que no un nuevo tipo de enemigo, no, ahora toca hostiarse con una amenaza completamente nueva para los ojos de Master Chief. Esos fueron los elementos principales (y casi únicos) que pudimos ver en el vídeo, todo jugado a una dificultad insultamente fácil, todo hay que decirlo.

De Halo 4 pasaron (para mi sorpresa y creo que la de muchos otros) a un tentador gameplay del nuevo Splinter Cell: Blacklist, que tiene una pintaza muy burra. Infiltración, gráficos espectaculares, jugabilidad aparentemente fluída... nos queda rezar para un diseño de niveles a la altura y tendremos un título genial de los pies a la cabeza. Yo muy feliz porque sale para PC y eso significa que tarde o temprano CAE.


Lo dicho, el principio muy bonito e interesante, principalmente porque daba por sentado que iban a arrancar con el Call of Duty nuevo y las sorpresas bonitas son bien recibidas, pero a partir de aquí la liaron un poco. Entre promocionar juegos absurdos, el mando de la Wii U y la consola como plataforma multimedia quedaron pocos momentos interesantes por ver en la siguiente hora y pico de conferencia. El Gears of War: Judgment, desarrollado por People Can Fly (qué pena que se les acabara el tema de hacer sus propias cosas), me temo que me interesa más bien poco. No me malinterpretéis, estoy seguro de que es un shooter en tercera persona muy digno, pero no creo que aporte absolutamente nada nuevo y me extrañaría que consiguiera sorprender. De todas formas fijo que los fans de la saga lo reciben con los brazos abiertos y se ponen a matar bichos feos con motosierras con una sonrisa de oreja a oreja. 

El nuevo Resident Evil 6 despierta emociones muy raras en mí. Por un lado me molesta que la saga se aleje cada vez más de sus orígenes en el Survival Horror, porque hombre, es perder un poco la identidad y los juegos que acojonan hoy en día escasean demasiado. Por otro lado la saga nos está aportando juegos divertidos, las cosas como son, y este tiene toda la pinta de no salirse de los esquemas. El gameplay que enseñaron no llamó demasiado la atención, estoy seguro de que podrían haber elegido algo mucho más llamativo, pero probablemente se estén guardando esas cartas para eventos más apropiados para Capcom como el Tokio Game Show. Tiene toda la pinta de ser un shooter en tercera persona competente y divertido, pero al menos a mí me extrañaría muchísimo si de ahí sale una joya del mundo de los videojuegos. 


Cuando llegó el turno de Tomb Raider no hicieron más que confirmar aún más lo que ya todos sabíamos, Uncharted ha creado escuela. Es lo que tiene y es por lo que va a vender. Tenemos tres Uncharteds en PS3, tres juegazos (principalmente el segundo), pero la gente quiere más y necesitamos algo de carisma de por medio o la cosa no es tan emocionante. Tomb Raider parece un Uncharted en peor, así de simple. Además, a pesar de los años de experiencia que tiene nuestra querida Lara Croft, no creo que ni logre acercarse al personajazo que es Nathan Drake. ¿Por qué? Pues porque Nathan Drake está más inspirado en Indiana Jones e Indiana Jones es el puto amo del cotarro, ¿estamos? Vamos, pinta divertido y confío en que el plataformeo tenga algo más de relevancia que en la saga de Naughty Dog, por eso de distinguirse en algo y tal.

Entre chorradas varias entraron Trey Parker y Matt Stone a hablar del juego de South Park que está desarrollando Obsidian. Dijeron tres gracias, pusieron el tráiler y se fueron. Tengo curiosidad por este título principalmente porque el guión promete ser una fiesta. Sólo espero que la jugabilidad sea consistente y South Park goce del primer título en condiciones en la industria.

Para terminar, Microsoft y Activision decidieron que era hora de ir a dormir e intentaron anestesiarnos con un tedioso gameplay de Call of Duty: Black Ops 2. En serio, CoD suele ser divertido de ver, pero esto era demasiado aburrido. Explosiones por ahí, apocalipsis por allá, pero poca chicha, coño, poca chicha. Para haber enseñado esa parte de la campaña bien podrían haber puesto un montaje del multiplayer y quedarse tan anchos, pero no, decidieron ir a hacer daño, maldad pura.

Hala, ya seguiré con las otras conferencias cuando me apetezca. Disfrutad el v3R4noH.

No hay comentarios:

Publicar un comentario