1 feb. 2011

Análisis: Trine.


Ya es día 1 de febrero y qué mejor forma de empezar nuevo mes que con mi ya tercer análisis videojueguil. El juego en cuestión es Trine, desarrollado por la compañía finlandesa Frozenbyte, autores del Shadowgrounds y del Shadowgorunds: Survivor, juegos que desconozco por completo aunque creo estar seguro de que nada tenían que ver (jugablamente hablando) con el juego a analizar, Trine.

Para entrar un poco en materia y antes de empezar con el análisis en sí, como siempre una pequeña explicación de la propuesta jugable de este título. Trine es un juego de scroll lateral, es decir, que avanzamos como en una aventura 2D, que mezcla las plataformas con un tanto de acción o mejor dicho aventura y un poco de puzzles que en cierto modo estarán relacionados con las plataformas. En el juego tomamos el papel de tres personajes, cada uno con sus características especiales, con los que podemos ir alternando el control para superar con éxito los distintos niveles del juego. Y dicho esto, vamos ya a diseccionar un poco este juego para conocerlo más a fondo.

"Bola de fuego, bola de fuego...creo que lo tengo..."

Cuando empezamos a jugar a Trine, uno de los aspectos que más llaman la atención es sin duda alguna el detallado nivel artístico de los escenarios y unos gráficos que lucen de maravilla. Todo esto se debe al genial trabajo que la gente de Frozenbyte ha puesto en esta faceta del juego, y es que si hay algo de Trine que destaca y llama la atención, es su apartado visual, que hace gala de unos coloridos gráficos y un gran nivel de detalle tanto en texturas como en elementos que recubren los escenarios por los que se irá desarrollando la aventura. Este gran nivel artístico se ve acentuado por el hecho de que a pesar de ser un juego de scroll lateral, el escenario también hace uso del 3D, por lo que podemos apreciar entornos más realistas y que muestran cosas que aunque no podemos llegar a ellas, sí podemos verlas y tener una sensación de mayor profundidad y de que nos estamos moviendo por entornos más vivos y más "coherentes" por así decirlo, ya que no sólo se limitará a mostrar lo que tengamos delante sin más.

En cuanto a escenarios, el motor del juego luce muy bien en los distintos niveles, desde castillos hasta cuevas subterráneas pasando por una forja, todos ellos altamente detallados y visualmente increíble, en serio, cuando uno juega al Trine tiene la sensación de estar jugando a algo "bonito", sencillamente es así. Los modelos de los personajes y de los enemigos también son muy buenos y aunque los enemigos no varían mucho la verdad, al menos artísticamente el trabajo es bueno y no desmerece al conjunto general del juego.
Por otro lado, las físicas del juego responden muy bien y es que estás físicas son realmente importantes para multitud de situaciones que se nos presentarán durante el juego, por lo que en este aspecto, genial trabajo de implementación por parte de la desarrolladora.

La ladrona, pensando cómo salir de ahí.

El apartado sonoro del juego es también excelente por elementos como un muy buen doblaje al castellano, sonidos de los enemigos y los personajes, los objetos del escenario y el entorno en sí (rocas cayendo, el agua que fluye, etc) y una banda sonora bien hecha y que cumple su función de dar al juego ese toque entre lo épico y la historia de aventuras. Quizá lo peor sea que la música no destaca por tener una gran variedad de temas, pero bueno, al menos los que tiene suenan bien y aunque se puedan hacer repetitivos no creo que acaben por desesperar a nadie.

Tras una profundización a lo que técnicamente el juego nos puede ofrecer, es hora de meterse de lleno en la jugabilidad y mecánica de este juego. Como ya mencioné antes, en Trine manejamos a tres personajes con distintas habilidades para superar con éxito los obstáculos que nos propone cada nivel. Para conseguir esto contamos con las habilidades del mago Amadeus, que consisten en la posibilidad de hacer levitar objetos para interactuar con ellos y en crear o invocar elementos fundamentales para poder avanzar en el juego, como son cajas, pasarelas y plataformas volantes. La ladrona, Zoya, posee su arco de flechas y puede engancharse a objetos mediante su gancho para conseguir llegar a zonas inaccesibles. Por último, el guerrero, Pontius, posee su arma y su escudo así como una poderosa maza que conseguimos al avanzar en la aventura y es capaz de levantar objetos pesados y también será el personaje más adecuado para las batallas. Todos estos personajes poseen un control realmente fácil e intuitivo, siendo el del mago el más original de todos, pues para poder invocar los objetos tendremos que hacer el dibujo con el ratón, es decir y por poner un ejemplo, si queremos una caja, tendremos que hacer un cuadrado en la pantalla usando nuestro ratón, algo que aunque pueda parecer pesado y tedioso, es sorprendentemente fácil e intuitivo.

Creo que van a haber unos cuantos huesos rotos por ahí..
 
En lo que a jugabilidad del título propiamente dicha se refiere, nuestra tarea consiste en ir superando los escenarios haciendo uso de las habilidades de los tres personajes, por lo que tendremos que activar ciertos interruptores para abrir una puerta, conseguir balancear plataformas de forma que nos permitan ir a donde queramos, trepar hasta sitios altos usando cajas para subirnos en ellas saltando y situaciones por el estilo que aunque no son puramente originales, sí que captan perfectamente el espíritu de los plataformas de siempre y resultan muy divertidas y dinámicas. Cabe mencionar que si jugamos solos, el control de los personajes es tan fácil como pulsar tres teclas que harán que vayamos pasando de un personaje a otro, esto quiere decir que como tal sólo manejamos a uno de ellos, pero que en cualquier momento podemos pasar a controlar otro y beneficiarnos de los atributos de cada uno. Además, por todos los escenarios tenemos secretos en forma de cofres con los que conseguimos objetos equipables para cualquiera de los tres personajes que les proporcionan mejoras en vida o magia o les permiten tener algún atributo especial; también por todo el escenario encontraremos unos viales (botellas) de color verde que sirven para obtener experiencia, ya que cada cincuenta botellas subiremos un nivel, lo que nos dará puntos de experiencia que gastar en las tres habilidades que tiene cada personaje, habilidades que por cierto se van desbloqueando a medida que avanza el juego, no tendremos todas nada más empezar. La vida y la magia también se recargan mediante viales que sueltan nuestros enemigos al acabar con ellos o cuando llegamos a un punto de control dentro del propio nivel.


La dinámica de combates en este juego no tiene complejidad alguna y los enemigos no supondrán ningún problema ya que son realmente fáciles de eliminar. Los enemigos de este juego son básicamente esqueletos (los hay de distintos tipos), murciélagos y en muy contadas ocaciones una especie de jefe algo más duro que el resto de enemigos normales, pero eso sí, sin duda alguna los murciélagos tocarán bastante las narices, ya que resultan algo más díficiles de eliminar. Los combates se pueden solucionar de varias maneras, podemos tirarles cajas usando al mago por ejemplo, pero la opción más fácil será siempre ir con la ladrona o el guerrero y machacarles a base de bien, por lo que como ya he comentado, verdaderamente los combates en este juego son más bien un elemento añadido para darle un enfoque distinto y más variado al juego, pero no suponen nada en especial.
Todo un espectáculo visual sin duda.

Para terminar ya, creo conveniente mencionar que el juego dura muy poco, siendo esa quizá su peor característica, y es que es muy probable que en una dificultad media el juego no os dure más de 6-7 horas, tiempo que si se puede ver aumentado si lo jugamos en una dificultad más elevada, pero que aún así dudo que vaya a pasar de las 8-9 horas de juego. Trine es bastante rejugable ya que además podemos elegir qué capítulo queremos jugar, por lo que una vez completado el juego podréis jugar aquellos que más os gustaron o simplemente rejugarlo entero para conseguir todo lo que no os dejásteis la primera vez. También como aspecto criticable, el juego no incluye multijugador online, solo local, algo que de haberse incluido hubiese ciertamente mejorado la experiencia, ya que el juego jugado con más gente gana puntos a favor sin duda alguna ya que resulta mucho más divertido al poder unir las características de los tres personajes a la vez para dar lugar a situaciones que en el modo para sólo un jugador no se pueden dar.

En conclusión, Trine es un juego notable que sabe captar el espíritu de los plataformas de toda la vida y llevarlo a un mundo altamente detallado (veáse que si se juega en PC/MAC, esto dependerá de si nuestro ordenador puede moverlo o no) donde se pondrá a prueba nuestra imaginación para conseguir completar los puzzles y los desafíos que nos vayan surgiendo a lo largo de la aventura. Es cierto que se podía haber mejorado la duración del juego e incluso el desarrollo de los niveles, ya que de un modo u otro, los propios niveles acaban también siendo un tanto repetitivos al ser siempre los mismos elementos con los que tenemos que interactuar para conseguir lo que queremos, al igual que se podía y se tendría que haber incluido ese modo online que comentaba, pero aún así Trine es un muy buen juego y más si se tiene en cuenta que no ha sido desarrollado por una gran empresa, sino más bien por una empresa pequeña y con poca experiencia a sus espaldas, al menos en lo que a títulos se refiere. Por último, he de decir que el precio del juego, 20 euros, quizá es un tanto excesivo, aunque es mi caso lo conseguí por 5 en las ofertas de Steam, ya que hay que tener en cuenta que Trine es un juego de 2009 y creo que el precio no ha bajado desde entonces, pero bueno, no es exagerado. Espero que haya aclarado un poco las ideas y animo a que se pruebe este gran juego, ya que disponéis de una demo en Steam y la verdad no sé si estará en el servicio online de PS3 pero supongo que sí.

Lo incluyo aquí porque no me parece algo estrictamente negativo pero quizá a alguien le pueda resultar molesto. Una vez empiezas un nivel en Trine, tendrás que acabarlo, esto quiere decir que el juego no se guarda en mitad de ese nivel, sin embargo, si hemos conseguido determinados objetos y luego hemos llegado a un punto de control, aunque salgamos y tengamos que repetir el nivel entero, esos objetos sí que se quedarán guardados. Por lo tanto si empiezas un nivel y por lo que sea tienes que salir antes de acabarlo, habrá que empezarlo desde el principio, pero bueno, tened en cuenta que duran alrededor de 20 minutos por nivel, así que tampoco supone un gran problema. Sin más, animo de nuevo a que probéis este juego, porque supone un soplo de aire fresco y la verdad es muy divertido.




Juego: Trine.

Desarrolladora: Frozenbyte.

Distribuidora: Varias (ver aquí).

Género: Plataformas / Puzzles.

Plataformas: PC (Requisitos) /  Mac / PS3.

Nota HLP (César): 7,8/10. (Versión de PC)

Nota Metacritic: PC / PS3.

Comprueba si tu ordenador cumple los requisitos aquí.

1 comentario:

  1. Y a partir de ayer, también disponible en Onlive! Es uno de los 38 juegos con los que se ha estrenado en USA. Tengo curiosidad por este juego, principalmente por el apartado artístico, puede que caiga algún día, pero ya sabes, aún nos queda mucho que amortizar de las ofertas navideñas de Steam.

    ResponderEliminar