5 ene. 2012

Análisis - Battlefield 1943


Motivo de la reciente discordia entre los usuarios de PlayStation 3 y Electronic Arts por la promesa de este último de que acompañaría a la versión de lanzamiento de 'Battlefield 3', 'Battlefield 1943' es una pequeña rareza en el catálogo de una de las grandes marcas de los first person shooter, caracterizados últimamente por títulos AAA multiplataformas superventas con oferta tanto para un jugador como para el multiplayer. Y sí, no olvido que la franquicia Battlefield inició su camino en el modo single player al principio de la presente generación con aquellas dos magníficas entregas del díptico Bad Company, pero a todas todas este 'Battlefield 1943' es el juego más curioso de la saga, veamos el por qué.


Si queremos ser muy generosos con 'Battlefield 1943' diremos que es un juego sencillo, que apuesta más por la jugabilidad que por la abundancia de mapas, clases, armas y vehículos. Si queremos ser injustos con este  'Battlefield 1943' diremos, por el contrario, que no se trata más que de un movimiento mercenario por parte de Electronic Arts, que tiene a sus espaldas pocas horas de trabajo, que la escasez de mapas, clases y armas es de risa, y que no da para más que para lo que daría una campaña de un juego cualquiera. Posiblemente la verdad resida entre un punto intermedio entre estas dos posturas, pero creo que se ve hacia donde van los tiros, ¿no?




Y es que 'Battlefield 1943' es un juego muy poco variado. Solo tenemos tres mapas, bastante amplios, eso sí, al menos bastante amplios para lo que se ve en mapas de consola (es un título exclusivo de consolas, con una versión en PC en desarrollo que posteriormente fue cancelada), pero siguen siendo eso, tres tristes mapas. Además, las clases que podemos controlar en el juego son solo tres tipos, siempre con las mismas armas, y sin posibilidad de personalización (corto, medio y largo alcance, con su correspondiente armamento). Tenemos tan solo cuatro clases de vehículos, (jeep, tanque, avión y lancha) pero realmente los únicos que se adaptan al gameplay son el tanque y el avión. 

A todo esto se suma un único modo de juego, conquista, en el que a partir de la conquista de diferentes puntos estratégicos de la isla iremos debilitando al enemigo hasta su derrota. El gameplay funciona, eso sí, y el juego es sorprendentemente adictivo, las mecánicas son muy simples y funcionan a la perfección y uno termina enganchándose. En el lado negativo, el escaso número de jugadores en consola juega en contra de la dinámica de mapas amplios, y habrá momentos en los que nos encontraremos un poco aislados (aaay, la soledad del gamer!). Gráficamente el Frostbite, sin grandes florituras, cumple a la perfección, y nos regala un apartado visual colorido y vivo. 



Por ello, las cifras (maquilladas por el lanzamiento de un nuevo mapa y modo de juego con motivo de la cifra de 43 millones de bajas, que yo no he podido jugar en mi versión) juegan en la contra de un 'Battlefield 1943' que sale escaldado en comparación con los multiplayers del momento. Sin embargo, hay en este título un encanto que hace que ninguna partida nos estrese ni nos ponga de mal humor, y que hace de él una experiencia que de vez en cuando siempre queremos revivir. Y que coño, además es una mina de trofeos. 

Ficha

Título: Battlefield 1943

Desarrolladora: Dice

Distribuidora: Electronic Arts

Plataformas: PlayStation 3, Xbox 360

Formato: Digital - PlayStation Network, Xbox Live

Valoración: 70/100

No hay comentarios:

Publicar un comentario