19 mar. 2011

My Two Cents: 'Call of Duty: Black Ops'

Con Infinity Ward en pleno proceso de desintegración y con una Activisión más sedienta que nunca de dinero tras el exagerado éxito comercial de 'Call of Duty: Modern Warfare 2', en Treyarch no solo se veían con la papeleta de igualar o al menos no dejarse en evidencia en cuestión de ventas, si no garantizar su "mayoría de edad" como estudio desarrollador en Activision-Blizzard. Lo cierto es que a grandes rasgos 'Call of Duty: Black Ops' no es ni mucho menos un mal videojuego, pero se queda bastante lejos de la leyenda de una saga de FPS que cada entrega que nos brinda muestra más síntomas de agotamiento.


'Call of Duty: Black Ops' acierta en tratar de entregar algo nuevo. No habría sido dificil optar por una línea continuista y dejarnos con una raquítica campaña de 8 horas y un multijugador calcado al del MW2, sin embargo, los chicos de Treyarch se han encargado de aderezar el producto final con un modo zombies sorprendentemente adictivo, una versión recreativa no demasiado brillante pero que se agradece, y una gran implementación de opciones de personalización en el multijugador que hacen la experiencia mucho más personal.
La campaña carga con todas las taras de lo visto anteriormente en la saga, una linea argumental confusa basada en saltos temporales que nos permiten jugar en muy diferentes etapas históricas nada ayudada por un terrible ajuste de volumen y poca claridad del sonido, que a veces hace imposible entender lo que están diciendo. Respecto a la jugabilidad de la campaña, se reduce la diversión en pos de la espectacularidad, y a veces da la impresión de que apenas estamos jugando más allá de caminar por un pasillo y acabar sin demasiado esfuerzo con los enemigos que nos salen al camino. Como no, encontramos agradables excepciones en forma de niveles realmente divertidos y espectaculares (la fuga del campo de prisioneros de Vietnam o la búsqueda del Nova-6 en el barco encallado).

El multijugador es realmente adictivo y es sin duda el punto fuerte del juego. El sistema de adquisición de armas, la enorme personalización de los personajes, y un buen puñado de mapas realmente jugables (mención especial a Nuketown y Firing Ranch, los dos favoritos del que suscribe) alargan de un modo casi infinito la vida del juego. Los puntos negativos que me parece encontramos en el multijugador aparte de algunos fallos del motor gráfico son principalmente causados por el juego sucio y el abominable abuso por parte de algunos jugadores de lanzagranadas y claymores.

En resumen, 'Call of Duty: Black Ops' no va a hacer nada que no hayamos visto, y quizá lo que ofrece tiene un precio de venta bastante excesivo, pero no hay duda de que a pesar de que la saga COD está sangrando y agotando de una manera alarmante la fórmula de los FPS y no sabemos cuando durará la gallina de los huevos de oro de Activision, la labor de digificación de la industria del videojuego que lleva a cabo es indudable. En lo jugable, notable corrección, que pide a gritos descanso e innovación.

'Call of Duty: Black Ops', Treyarch, Activision-Blizzard, 2010, Playstation3, Xbox360, PC/DVD
Valoración: 82/100

No hay comentarios:

Publicar un comentario