28 abr. 2011

Análisis: Red Faction: Guerrilla


Tras completar al fin este juego después de tenerlo ya desde hace unos cuantos meses, es hora de, dos años después de su lanzamiento y en vista a que la cuarta entrega de la serie está al caer en poco más de un mes, conocer un poco lo que la saga Red Faction nos ofrece y las peculiaridades, bondades y defectos que este juego nos brinda.

Para ponernos un poco en situación, la saga Red Faction surgió por mediación de la gente de Volition, que están de 18 cumpleaños por cierto, allá por el año 2001. Por aquel año el género FPS estaba en plena expansión y diría que un poco estancado en las mismas mecánicas de juego, repetidas hasta la saciedad, sin embargo, Red Faction introducía una nueva visión de este género permitiendo al jugador destruir el escenario, de forma limitada eso sí, básicamente por limitaciones tecnológicas de la época, lo que añadía un plus de diversión y espectacularidad en relación con los otros competidores aunque, supongo, manteniendo los aspectos comunes de cualquier FPS genérico. Bien, la verdad es que no he jugado a ninguno de los dos primeros Red Faction, así que poco puedo decir de ellos, lo que si se puede comentar es que después de 7 años tras el Red Faction II, Volition dio un lavado de cara a la serie y sacó el título que vamos a tratar a continuación, el Red Faction: Guerrilla.


A diferencia de lo que se había visto antes en la serie, esta entrega pasa a ser un título de acción con cámara en tercera persona y no en primera, como venía siendo usual anteriormente, así como pasándose al género del sandbox, con un mundo abierto para recorrer libremente. Con este planteamiento en mente, Guerrilla nos sitúa en el papel de Alec Mason, en Marte, a su llegada a este planeta en busca de una nueva forma de vida, pues las cosas en la Tierra digamos que están algo complicadas. El guión de este juego es más bien flojo, con una historia insulsa, diálogos algo pobres y en general un planteamiento que no nos va a llamar mucho la atención en ningún momento, ya que básicamente, lo que ocurrirá es que nos veremos inmersos en una serie de acontecimientos que nos harán unirnos a la Red Faction y empezar nuestra guerra personal contra el EDF, el enemigo principal del juego, al que deberemos expulsar de Marte poco a poco realizando diversas misiones. A pesar de todo esto sí es cierto que en ocasiones el argumento se revitalizará un poco, pero vamos, que no es un punto muy a favor de este juego.

La Red Faction no se anda con chiquitas, no, no, no...

En cuanto a jugabilidad el juego tiene sus pros y sus contras, aunque es aquí donde ciertamente encontraremos el argumento más sólido para jugarlo y que no nos resulte un absoluto martirio. Empezando por la cara negativa de la jugabilidad, hay que comentar el desarrollo de las misiones, que se podrían dividir en dos tipos, principales y secundarias.

Las misiones principales son aquellas que hacen avanzar el argumento y siempre habrá una más importante que las demás en cada zona, que será la que nos permita expulsar al EDF de esa zona en concreto, puesto que de eso va el juego, de ir desbloqueando zonas del mapa y echar al EDF cumpliendo diversos objetivos. Estas misiones principales la verdad es que no cambian mucho su planteamiento, básicamente nos dedicaremos a eliminar tropas enemigas, a destrozar objetivos o a la unión de ambas, que será lo más común. En las misiones secundarias tendremos diversos tipos a realizar, pero sólo serán nuevas la primera vez que las hagamos, puesto que luego se irán repitiendo en cada zona y perderán poco a poco la gracia y la frescura. Realizar estas últimas nos servirá para ir minando el control del EDF en la zona (representado con una barra en la interfaz del juego), que una vez llegue a cero y junto a las misiones principales correspondientes que habrá que hacer, desbloquearán la misión final para conseguir liberar el sector y así seguir avanzando en el desarrollo de la historia.

Bien, si el argumento no es precisamente una joya y la jugabilidad en cuanto a objetivos a cumplir es un tanto coñazo, ¿qué es lo que hace a este juego divertido? Pues claramente la destrucción, porque sin duda alguna, si hay una palabra para definir a esta entrega, esa es destrucción. El motor Geo-Mod 2.0 nos permitirá destrozar absolutamente todo lo que veamos, salvo, claro está, el propio planeta y bueno, algunas estructuras que por motivos jugables no pueden ser destruidas, pero por lo demás, esa será la baza principal del juego. Para conseguir esa destrucción, tendremos a nuestra disposición una variedad de armas bastante amplia, siempre con las clásicas metralletas, escopetas y demás, pero también con alguna que nos hará pasar grandes momentos como por ejemplo las minas de detonación remota, además, podremos usar cualquier vehículo que veamos, salvo aquellos que sean voladores, y conseguir con ellos un grado de destrucción que, creedme, a veces nos hará disfrutar como niños pequeños.

Me sé de uno que va a atravesar el edificio de lado a lado.

El mapa del juego es bastante grande, aunque no llega al tamaño de otros sandbox si que se puede considerar más que aceptable. El diseño de Marte es bastante sobrio y plano, en el sentido de que nos dará la sensación muchas veces de estar un tanto vacío, aún así, el trabajo de Volition en este aspecto creo que ha sido bastante bueno, sobretodo en los emplazamientos más grandes y en algunas zonas más que otras, donde destacará el diseño artístico de manera más notoria. Todo esto se ve matizado con unos gráficos que sin llegar a despuntar cumplen, aunque la verdad espero que mejoren notablemente en la siguiente entrega Armageddon, que está a punto de llegar a las tiendas.

Para completar, cabe destacar también como punto negativo la inteligencia artificial, tanto de aliados como de enemigos, que la verdad es que deja bastante que desear, por lo que sería más que una obligación para Volition conseguir mejorarla de manera muy notable y obtener resultados bastante más satisfactorios, porque lo único que veremos hacer a ambos bandos es cubrirse cutremente, disparar, salir a lo loco a por nosotros y, siempre nos dará la sensación de que somos nosotros los que llevamos el peso de hacer absolutamente todo y de que hagamos lo que hagamos, el EDF siempre sabrá donde estamos, a pesar de que nadie te haya visto llegar, pero bueno, cosas que pasan.

El doblaje al castellano es bastante bueno aunque como ya mencioné, queda un poco desvirtuado por los diálogos, que son más bien malos y que no consiguen que el jugador llegue a empatizar con ninguno de los personajes, ni siquiera con el protagonista.

Ehm...¡Revolución!

En fin, ¿qué resultado tenemos entonces con este Red Faction: Guerrilla? Pues tenemos un resultado ciertamente notable, pero que debe mejorar bastante para estar entre los títulos grandes, los que quedan para el recuerdo. Sí hay que mencionar que la destrucción que veremos en este juego yo al menos no la he visto en otro y que sin duda alguna merece la pena probarlo sólo para ver cómo los edificios van cayendo ante nuestras acciones, sin embargo este aspecto jugable no puede soportar todo el peso del título y puede acabar derrumbándose (cómo lo acabo de hilar todo, buff) ante la carencia de otros aspectos que añadan frescura al título y un desarrollo más variado.

Con todo esto, nos encontramos con un juego que hoy encontraremos a precio reducido, con una campaña que dura unas 20 horas y con un multijugador que no he comentado porque básicamente ya cayó en el olvido y está bastante muerto pero que sí pudo ser bastante entretenido en su día, todo esto unido a varias dificultades que facilitarán o complicarán bastante las cosas, algunos momentos realmente caóticos y memorables y bueno, a un juego que yo creo que merece la pena probar pero que podría haber dado muchísimo más de si, así que nada, esperaremos a ver que nos depara la nueva entrega de la serie, Red Faction: Armageddon, en cosa de poco más de un mes. A continuación dejo el trailer del juego para hacernos un poco a la idea de lo que ofrece.





Juego: Red Faction: Guerrilla.

DesarrolladoraVolition / Reactor Zero (Versión de pc).

Distribuidora: THQ.

Género: Acción / Sandbox.

Plataformas: PC (Requisitos) /  XBOX 360 / PS3.

Nota HLP (César): 77/100(Versión de PC)

Nota MetacriticPC / PS3 / XBOX 360.

Comprueba si tu ordenador cumple los requisitos aquí.

2 comentarios:

  1. Desde luego la nota es la que se merece aproximadamente, y todo por el motor de destrucción, porque sin él el juego sería una mierda como un templo, todo hay que decirlo.

    ResponderEliminar
  2. Pues así a lo tonto me han entrado ganazas. Igual me lo pillo de segunda mano, que lo vi en el Game a unos suculentos 9 euros.

    ResponderEliminar