10 abr. 2011

Especial Valve - IV - Los Supermods, segunda parte (análisis de Day of Defeat)



Como ya os comenté hace unas horas, gran parte de la influencia sobre el mundo de los videojuegos que supuso la llegada del Half-Life fue debido a sus numerosos mods. En esta parte del especial os diré unas cosillas sobre el Day of Defeat y proyectos pequeños cercanos a Valve, además de la llegada de Steam a nuestros ordenadores. Vamos arreando que hay poco tiempo:

Después del popular, arrasador y chachy piruleta (entre otras cosas) Counter-Strike, hay que mencionar la llegada de la 2ª expansión del gigante Half-Life, el Blue Shift. Pero esta expansión, al igual que la anterior (el Opposing Force) fue desarrollada por Gearbox Software, así que tampoco la analizaré (de momento). Y después de este añadido llegó otro gran mod del Half-Life, el Day of Defeat.

Breválesis - Day of Defeat (sí, análisis breve otra vez, qué pasa)

El Day of Defeat es otro FPS multiplayer salido del motor del Half-Life. De este en concreto no diré demasiado, ya que a pesar de que le he dedicado unas cuantas horas de mi vida, fue hace mucho tiempo y entre que no me acuerdo y que mis fuentes tampoco son la repachocha (que el señor de Wikileaks está de vacaciones), esto tampoco da para mucho más. El juego está ambientado en la 2ª guerra mundial, en la parte guay, en la que los americanos ya habían llegado para salvar Europa, el mundo y probablemente el universo también. Como os podéis imaginar los jugadores se dividirán entre dos equipos, los soldados de los Estados Unidos y los del Eje.

Dispone de varios modos de juego, los clásicos, destruir un objetivo, capturar la bandera (en realidad había dos modos parecidos al tradicional "capture the flag") y el clásico de conquistar determinadas zonas del mapa. Como os podéis imaginar todos los mapas estaban ambientados en la segunda guerra mundial, y, por cierto, muy bien detallados (para la época). El repertorio de armas también es el clásico de los ejércitos de aquella. Dentro de cada equipo podemos elegir entre varias clases, y dependiendo de cuál elijamos dispondremos de unas armas u otras. Las clases son las habituales en los videojuegos bélicos, podremos ser desde snipers hasta disponer de una ametralladora pesada como dios manda. 


Los puntos a favor del juego es que, además de estar muy bien ambientado, es considerablemente realista. Y este realismo podía afectar tanto para bien como para mal. Por una parte nos ayuda a meternos en la piel de los soldados que intervinieron en esta horrible y fascinante guerra, y vemos que las consecuencias de nuestros actos son lógicas. Con esto último me refiero a que con unas armas bien potentes, matamos a la mínima, tal y como ocurre en la realidad. El punto negativo del realismo, es precisamente que con unas armas bien potentes, matamos a la mínima, tal y como ocurre en la realidad. No no he hecho copy-paste, es que hay algunas armas que son excesivamente bestias y hacen que haya enormes desniveles entre las clases. 

Otro punto que favorece y empeora la experiencia de juego, es que la estrategia es enormemente importante. Y digo que favorece a la experiencia de juego porque es algo realmente divertido, poder planear qué hacer con tus compañeros de equipo, favorece a la cooperación y el sentimiento de unidad. Pero también digo que empeora la experiencia de juego porque en muchas ocasiones con situarse 2 jugadores con armas bien potentes en un par de puntos estratégicos, la partida está ganada, tal y como ocurriría en la realidad. De esto último César y yo somos perfectos testigos, hace unos años nos pasamos las navidades jugando a juegos poco exigentes con nuestros PCs (porque el mío había reventado) y dominamos un servidor durante horas entre nosotros dos casi sin movernos del sitio. Esto último no habría sido divertido de no ser por los múltiples insultos que nos caían, pero eso es otra historia.

"¡He visto a alguien al fondo!" "Da igual ¿Se puede matar a los pájaros?

Vamos, que el juego es muy realista, bien ambientado y en general considerablemente divertido. Lo malo que tiene es que favorece la actitud campera en los jugadores y comportamientos horribles de esos. Algo a destacar es que prácticamente entre Counter-Strike y Day of Defeat ya tenías la vida hecha, rara vez te cansabas de jugar online y si me apuráis y me dejáis añadir el fantabuloso Quake III Arena de idSoftware... ya era la repanocha eso.

Ficha:
Título: Day of Defeat
Desarrolladora: Valve
Distribuidora: Activision
Género: FPS Multiplayer
Plataformas: PC y MacOS
Estreno: 1 de Mayo del 2003, aunque se empezó a jugar al mod el 4 de agosto del 2000.
Nota - 81/100

No señores, esto aún no ha acabado, he de comentar un par de cosas antes de rematar esta parte del especial. En 2003 Valve estrenó Steam, pero de aquella no se parecía prácticamente nada a lo que conocemos por ese nombre hoy en día. Steam servía para "tener juegos", servía como sistema antipiratería y para tener servidores de los juegos multiplayer de Valve, además de actualizarlos regularmente sin tener que sacar versiones nuevas al mercado.

Poco después estrenaron el Counter-Strike: Condition Zero (el 23 de Marzo del 2004), que era semejante al Counter-Strike pero con algunos añadidos que pueden considerarse como de RPG, lo desarrollaron junto a otros 3 estudios así que vamos a pasar de él (además tampoco es gran cosa). El 1 de Noviembre de 2004 salió a la luz el Counter-Strike: Source, la adaptación al nuevo motor gráfico del clásico mod multiplayer. No lo voy a analizar porque si bien cambiaron un poco la naturaleza del juego, básicamente consiste en una actualización gráfica, añadiendo también el motor físico havok, con el que se podía destruir gran parte del entorno (en plan mesas y cosas así).

El CS:S fue el primer gran bombazo de Steam, ya que este maravilloso programita era necesario para jugarlo. Hay que decir también que el motor gráfico Source era el mejor en su momento (y así siguió siendo durante un tiempo), y con el que se alcanzaba la mejor calidad gráfica del momento, por lo que el CS:S era realmente espectacular. 

Pero sobre el motor Source y el Havok os hablaré en la siguiente publicación, porque mientras pasaba todo lo que os he dicho, Valve estaba cautivando a medio mundo con imágenes y vídeos de su siguiente obra maestra. Ya desde el E3 de 2003 dejó a todo el mundo acojonado con la primera presentación del motor Source y Havok... enseñando de paso el Half-Life 2.

Podéis ver los vídeos del E3 aquí: Emociones, source y físicas. Beta del HL2 parte 1 y parte 2.

Priviusli on Especial Valve:

2 comentarios:

  1. JAJAJAJAJAJAJAJA, la rastrera, siempre funciona.

    Aunque que yo recuerde nadie nos insultó vamos, tampoco fue una dominación excesiva, aunque cierto es que la liamos un rato.

    Respecto a todo lo demás, cojonudo, a ver cuando llega el análisis del peor juego de la historia según tú, lo espero con impaciencia.

    NÓTESE LA FINA IRONÍA.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo recordar que sí que nos insultaban bastante. Y de no ser así... odiar nos odiaban mínimo, porque darles por el culo a ebribodi es decir poco.

    ResponderEliminar