12 nov. 2011

Sobre las ediciones de coleccionista.


El mundo del videojuego vive su época dorada respaldado por una cómoda burbuja económica que le hace ser el mercado que más dinero genera muy por encima de cine, música y literatura. Parte de la culpa lo tiene el cada vez mayor cuidado que se dedica a estas piezas audiovisuales: guiones dignos del mejor thriller, acción digna del mejor blockbuster peliculero, experiencias que van más allá de lo que ofrecen el resto. Por eso es que, con un mercado cada vez más basado en las grandes producciones, que acumulan múltiples fanáticos que las respaldan, las distribuidoras ofrezcan la posibilidad de adquirir ediciones de coleccionista o ediciones especiales, distintas a las del populacho y que ofecen un mayor contenido y numerosos bonuses que la mayor parte de las veces son, en último término, inútiles.

No es una novedad que al ser humano le gusta lo exclusivo, y lo cierto es que las ediciones especiales de los videojuegos nacen exactamente de ese rasgo de la personalidad humana. A diferencia de otras políticas comerciales que han prolificado en esta generación y que son bastante más cuestionables (véanse los famosos DLC's), las ediciones especiales, presentes desde casi siempre, son ahora una constante y raro es el juego que no nos ofrezca esta posibilidad.

En cuestión de precio, debo decir que la de las ediciones de coleccionista me han parecido casi siempre razonables, y ahí no se puede entrar en conflicto porque básicamente si el mismo te parece excesivo, vas a la edición estándar y adiós muy buenas. Pero eso no significa que las ediciones coleccionista estén a salvo de toda crítica por este hecho: las hay mejores, las hay peores, y hay unos ciertos aspectos que me gustaría comentar, así como hacer un breve repaso de las mejores y peores ediciones coleccionsta que he adquirido.


Unas ciertas bases: la caja original del juego siempre debe estar incluida. No me importa que la edición especial sea una enorme reproducción de un cofre o una caja con preciosos dibujos que aumenten el precio de la manufactura de semejante producto: la edición coleccionista debería traer siempre el juego con su carátula y su manual de instrucciones, por muchos libros de arte, figuritas y contenidos descargables que me ofrezcan, si me encuentro el disco de juego metido en una cutre funda, voy a descuartizar a alguien.

Las figuras son siempre un detallazo, y se agradecen infinitamente: aunque unas más que otras. Señores de Rocksteady, una figura de Batman no es el mejor reclamo para su edición coleccionista, porque básicamente si entras en un ToysRus te encontrarás un estante lleno de ellas. El coleccionismo busca la exclusividad, lo raro, una figura de un personaje cuya franquicia sea exclusivamente del mundo de los videojuegos.

Bandas sonoras, si, pero en formato físico. Me parece genial que incluyan la banda sonora del juego, me encanta tener esa clase de rarezas, pero por Dios, no quiero que me vendan que incluye la banda sonora y luego encontrarme con un cutre trozo de papel con un código impreso en él; en ese caso digan que incluye un código de descarga para la banda sonora, escribamos apropiadamente.


Cuánto más raro, mejor, pero con cierta lógica. ¿Una mochila como la del protagonista? Hecho. ¿Una caja que reproduzca un arca donde se guardan unas sagradas escrituras en el juego? Compro. ¿Un vinilo con la banda sonora más vintage y cool del panorama? You got it. ¿Un coche teledirigido o unas gafas de visión nocturna? Para. Una cosa es el coleccionismo y otra la acumulación de objetos inútiles.

Los libros de arte, que merezcan la pena. Me encantan los bocetos que nos enseñan como se va desarrollando el diseño visual del juego desde sus primeros pasos, pero todo tiene un límite. Me gusta encontrarme con algo que merezca la pena, no con cuatro dibujos de los esquemas más básicos del personaje y cuatro paisajes garabateados.

El dilema de la caja. Si correctamente han decidido incluir el videojuego en formato físico con su caja y su manual, asegúrense de que esta es, al menos, igual o más bonita que la original, porque hay algunas que dañan la vista y que equilibran la balanza hacia el lado de la edición estándar (yo mismo decidí renunciar de comprar la edición coleccionista de 'Uncharted 3' por este motivo). El diseño es importante por algo. Ah, y además: métanse las cajas metálicas por el ano. ¿En que mejora a la caja original? Pesa más, desentona con el resto, y además siempre terminan semi oxidándose. ¿Se supone que debo dar las gracias al cielo por una caja de metal que sea mas difícil de abrir? ¿Puestos a empeorar lo original, por que no hacen una caja de piedra para el juego?

Para ir terminando, que veo que esto me está quedando considerablemente largo, comentaré algunas de las ediciones coleccionistas que más me han gustado y disgustado.



Las mejores: 'Assassin's Creed Brotherhood', 'Bioshock 2', 'inFamous 2'
Todas estas aciertan en ofrecer algo diferente. 'Bioshock 2' además de su preciosa caja (a la cual estoy seguro que soy la persona que más utilidad le ha dado en el mundo), incluye unos cuantos posters, la caja original del juego, la banda sonora, un vinilo con la misma, un señor libro de arte...vamos, una gozada. 'inFamous 2' a pesar de pecar de cambiar el formato de la edición básica del juego en su caja y de dar la banda sonora con un código de descarga, lo compensa con una excelente figura, un número considerable de skins para el juego y una réplica de la mochila del protagonista que da gloria verla. 'AC Brotherhood' tiene sencillamente la edición coleccionista perfecta: carátula original, banda sonora física, poster, sobre de cartas, caja réplica del códex así como contenido descargable, una película con su caja del DVD correspondiente y un libro con escritos relacionados con el juego.



Las peores: 'Dead Space 2', 'Batman Arkham City'.

Estas dos ediciones ejemplifican todos los males de las ediciones coleccionstas: cutres, descuidadas, una pura maniobra mercenaria. Mientras que 'Dead Space 2' para PC y Xbox 360 cuenta simplemente con una réplica de la cortadora de plasma que no se puede mover y es especialmente pequeña (para drama de nuestro querido Cebollo), en PS3 además cambia la caja de juego original por una de menor tamaño y peor calidad, trae una cutre postal, que además es fea, y el principal añadido, la inclusión del juego para Wii 'Dead Space Extraction', viene en el mismo Blu-Ray que el juego. Cutrez máxima.

Y lo de 'Batman Akrham City' no tiene perdón de Dios. Ya la edición especial de su predecesor dejaba mucho que desear, con cientos de personas confusas sobre con que hacer con su batarang, esta es un despropósito por todos los lados.  Banda sonora, contenido descagables, y otras chorradillas vienen en cutres hojas, una caja incomprensible, incomoda y antiestética que solo sirve de expositor para la figura pero que si la quitas queda absurdamente vacía. La película que trae en blu-ray viene en una cutre funda transparente metida de mala manera en un pequeño cajón. El juego, no solo no viene en su caja original si no que viene pegado de mala manera en la última página del libro de arte que por otra parte no es nada del otro mundo. POR DIOS, tengan la decencia de meter la caja del juego, que poca vergüenza, será por sitio sobrante en esa aparatosa estructura que se han inventado. Además, manual y todos los contenidos adicionales vienen metidos sueltos y de mala manera en el hueco del libro de arte. Vamos, muy mal, si lo se no compro.

Nota: He decidido referirme a las ediciones coleccionista en muchas ocasiones como ediciones especiales por una cuestión de variedad de léxico. Soy consciente de que las ediciones especiales no suelen ser lo mismo que la primera, pero dado que poco más incorporan a la versión estandar del juego, he decidido no tratarlas aqui.

1 comentario:

  1. A mí lo único que me suele echar atrás en las ediciones estas es el precio, que a veces es desorbitado y por muy bonitas y abundantes que sean las cosas que trae, lo cierto es que lo que voy buscando es el juego.

    Y por ejemplo a mí lo de la caja metálica sí me gusta, por ejemplo la del Bioshock me parece bastante buena, con sus relieves y tal, pero vamos, eso ya es cosa de gustos. Sea como sea y con respecto a lo que dices al final, la verdad es que a veces esto más bien parece una tomadura de pelo que una edición coleccionista.

    ResponderEliminar