5 dic. 2011

El arte de ser creativo


No, no va a ser una parrafada dedicada a la creatividad de los videojuegos en el sentido técnico, vamos, en el desarrollo de los mismos, al menos no esta vez. A lo que me voy a referir a continuación es a la creatividad del jugador dentro del juego, a la forma de afrontar las situaciones y encontrar distintas soluciones a los problemas, desafíos y retos que se le irán proponiendo, así como a la agilidad mental para ser capaz de crear una estrategia inusual pero efectiva, o no, dependiendo de cómo acaben saliendo las cosas. Todo eso y un poco más a continuación, pero aviso que me voy a explayar bastante porque esto viene a ser más bien una reflexión que otra cosa, así que, a ello.

Que los videojuegos son cosas de "freaks", de gente sin vida social, etc, son cosas que aún a día de hoy se siguen diciendo alegremente, como si todos los que de vez en cuando dedicamos una parte de nuestro tiempo a ellos viviésemos para eso y no no fuésemos capaces de hacer absolutamente nada más, ni siquiera relacionarnos son nuestros semejantes. Bien, a todos los que piensen eso por mi parte se pueden ir a seguir viviendo en la ignorancia su vida de lujuria, sexo desenfrenado y fiestas con música macropachanguera, porque personalmente me importa una real mierda que mucha gente viva de estereotipos como si estos fuesen la verdad. Esta introducción quizá deje un poco sorprendidos a propios y extraños dado que el tema no tiene nada que ver con lo que en principio iba a contar, pero considérese un preludio del artículo para ir calentando motores y para demostrar que cualquier juego, por estúpido y "freak" que sea, puede aportarnos algo y, en este caso, aumentar nuestra capacidad de toma de decisiones con respecto a la situación que se nos plantea, así como la agilidad con la que las tomamos.

Como iba a decir, la creatividad. Casi todos, por no decir todos, hemos jugado a algún tipo de videojuego en nuestra vida y lo hemos hecho de muy diversas maneras y afrontándolo de formas variopintas, algo normal si se tiene en cuenta que este tipo de productos no se suele desarrollar para que el jugador se vea obligado a hacer siempre lo mismo, excepciones aparte por supuesto, si no que pueda elegir varias opciones. En esas formas de afrontar el reto que teníamos delante ha influido muchas veces la creatividad, bien sea porque no teníamos ni idea de qué hacer o simplemente porque en un acto impulsivo decidimos hacer algo para ver si funcionaba, con resultados más o menos favorables pero siempre manteniendo esa creatividad bastante en decadencia en estos tiempos.

"Esta es la solución más creativa, ¿alguna duda?"

Pero, ¿a qué llamas tú creatividad?, se podrá preguntar alguien. Bueno, la creatividad, o el arte de ser creativo, como el título menciona, es para mí la capacidad de, en una situación con circunstancias adversas o al menos no del todo favorables, o simplemente en una situación de incertidumbre, llevar a cabo una acción que nos saque de esa situación de una manera original, alejada de tópicos o bases ya sentadas anteriormente y que en la mayoría de los casos acabe por funcionar, pues tampoco nos engañemos, si en todas las ideas que uno tiene el objetivo de las mismas acaba por no cumplirse, por muy creativo que se sea lo cierto es que quizá se debería replantear el si aferrarse a lo ya creado o ideado no es quizá la mejor idea. Aún así, es siempre más que recomendable que se intente ser creativo, porque intentarlo no va a matar a nadie, al menos no en el mundo real, claro está.

Me he decantado por escribir esto mayoritariamente por lo que veo a la hora de jugar a títulos enfocados al multijugador y de tipo FPS (First Person Shooter), donde la creatividad brilla por su ausencia y los clichés y las constantes faltas de originalidad a la hora de enfrentarse a nuestro objetivo resultan apabullantes y en muchos casos extremadamente frustrantes. Lo que se suele encontrar en este tipo de juegos es gente que aboga por atenerse a las formas más clásicas de juego, las que envuelven acciones como campear durante interminables periodos en el mismo sitio, lanzarse a lo loco sin cerebro alguno, hacer las cosas porque parece que a los demás les funciona y, en definitiva, hacer una mezcla de todas ellas y pensar que por eso ya se está siendo lo suficientemente bueno y eficaz. Si se es un poco más creativo, si tan solo se dedica algo más de tiempo antes de tomar la decisión de qué hacer, los resultados pueden ser más que positivos y mejores que cualquier otra cosa que se hubiese hecho antes, pero claro, es un arte que requiere práctica, como todos y que no siempre va a funcionar a la primera, algo que sigue sin ser excusa para ni siquiera intentarlo.

Por ejemplo, dentro del Battlefield 3, en una situación el la que necesitamos desesperadamente capturar un punto si no queremos ver a nuestro equipo perder la ronda. En esa situación la solución más rápida es lanzarse a correr hasta él, desde donde sea, a ver si lo conseguimos, sin embargo, una solución más creativa pasa por analizar durante unos segundos qué rutas están siendo las más usadas por nuestros aliados, darse cuenta de que el enemigo está centrando en tratar de defenderlas y optar por tomar un camino más alejado y quizá algo más costoso pero al fin y al cabo más despejado. Eso a priori suena a solución tan sumamente simple que parece que tiene la misma creatividad que un cuadro pintado enteramente de negro, pero sin ir más lejos, mi experiencia me demuestra la inmensa cantidad de veces que he podido perder en varios juegos por el simple hecho de estar con gente que ha optado por la vía fácil y sin embargo menos eficaz en vez de optar por una algo más creativa e inteligente.

Aquí no se puede muy creativo, por ejemplo

Enfocar la acción desde un punto de vista diferente es lo que hará que poco a poco las ideas creativas vayan aflorando, si esperamos quietos mirando al suelo creo que éste no nos va a comunicar nuestro siguiente paso, eso lo digo con bastante seguridad. Ser paciente es también una de las claves del ser creativo, pues a veces el plan ideado requerirá esperar pacientemente para que salga según lo establecido, por ejemplo, en una situación en la que nos veamos rodeados y sin embargo nadie sepa que estamos ahí, las posibilidades serán infinitas y a veces una solución de los más creativa será ir a lo kamikaze pero con algo idea, mientras que otra será esperar y ver que pasa, porque con un poco de suerte quizá tengamos al equipo contrario dándonos la espalda. El movimiento es muy importante, jugar al despiste, movernos de formas que el enemigo no haría, preguntarnos, "¿cuál sería la solución más obvia?", y evitar llevarla a cabo, adelantándonos a sus movimientos, en muchos casos hará que pillemos a los enemigos por sorpresa, pues por lo general lo primero que uno pensará a la hora de perseguir a otro será que el segundo va a optar por lo más fácil y por lo más "lógico", lo que, de ser así, en muchos casos sencillamente supondrá que el segundo no acabe muy bien parado y el perseguidor se lleve unos cuantos puntos totalmente regalados.

En definitiva, el llamamiento a ser creativo es bastante claro, y no sólo en juegos multijugador, se puede ser creativo en cualquier juego con tal de superar lo que éste nos propone, por ejemplo en juegos como el Demon's Souls, donde muchas veces nos veremos obligados a cambiar de estrategia y optar por algo distinto. Salirse de lo común y de lo más razonable es muchas veces una idea más que recomendable que puede llevarnos a buen puerto si somos capaces de ponerla en marcha, por lo que arriesgar es obligatorio para no caer en el estancamiento de lo que otros tantos miles ya han hecho antes y conseguir cosas que de las formas más clásicas quizá no se hubiesen conseguido. Aunque no voy a negar que no me he expresado con demasiados ejemplos en este artículo lo que sí es cierto es que la experiencia me dice que a veces la solución más ilógica y menos estándar es en gran cantidad de ocasiones la más satisfactoria y, contra todo pronóstico, la más exitosa de todas ellas, así que, mi llamamiento desde aquí es que intentemos todos ser un poco más creativos a la hora de jugar con aquellos juegos que nos lo permiten, que la solución más sencilla en apariencia no tiene porque ser al final la que menos nos va a costar ni la que más trabajo nos va a ahorrar, garantizado.

1 comentario:

  1. Cesor, que raro que no hayas hablado aun del Batman AC, yo ya stoy en el final y uff... (babas)

    ResponderEliminar