17 oct. 2011

Anexo: Análisis - 'Resistance 3', multiplayer


Comentaba hace una semanas mis impresiones sobre 'Resistance 3' en su modo campaña, un juego muy solvente que sin llegar a ser un grande del género proporciona una experiencia sólida y extremadamente entretenida. En su día no pude probar el multijugador porque no disponía de una conexión a internet, pero ahora que los señores de Jazztel me lo han permitido y que ya le he pegado un par de horillas es momento de hacer una valoración.

 Pase por decir que el multiplayer del 'Resistance 3' es un mero añadido que potencia la vida del producto: no es parte tan importante del mismo como lo podría ser en un Battlefield o un Call of Duty, en el juego de Insomniac lo que prima es la experiencia de un jugador, a pesar de que el multiplayer está trabajado y pensado para alargar la vida del título lo máximo posible.

La mayoría de esto está comentado en el estupendo Podcast 5 que ya podéis descargar, pero por si eso de escuchar a tres personas hablar durante cerca de dos horas y media no os va lo voy a poner por escrito. La principal tara del multiplayer del 'Resistance 3' es la enorme ventaja que otorga al jugador. Como en la gran mayoría de multiplayer, encontramos un sistema de niveles por experiencia que nos permitirán comprar armas, mejoras, y construirnos nuestros bloques de jugador que nos permita seguir una estrategia a la hora de jugar.


Esto es lo que no encuentro tan acertado porque si bien implementa un modo de juego mucho más estratégico, otorga una grandísima ventaja más allá de la misma habilidad de jugar. Y es que si bien los multiplayer ya han dejado atrás la premisa de jugar todos en igualdad de condiciones, una cosa son los RCXD o las mirillas del CoD y otra muy distinta los campos de energía, mantos de invisibilidad, anillos protectores y dobles, que más que mejoras parecen tomaduras de pelo.

Otro problema es que con el fin de implementar el sistema de salud por botiquines, los jugadores tienen en el juego una cantidad de vida absurda, y hacer una baja puede llevar más de un cargador si uno no está acertado, lo cual a la larga es frustrante. Tampoco ayuda la elección de los mapas: salvo dos contadas excepciones que son muy divertidas de jugar, la mayoría son tediosos e impersonales, especialmenten los que tienen su emplazamiento en New York.


Para terminar, tampoco se salvan los modos de juego: salvo los clásicos de todos contra todos o de duelo por equipos, el resto de modalidades propuestas resultan muy poco entretenidas. Tanto brecha como captura, consistentes el primero en destruir determinados puntos bajo control enemigo y el segundo en la clásica toma de posiciones, funcionan de manera errónea, dándose siempre una situación extremadamente desigual entre los bandos. Tomar la bandera, el modo de juego restante es el que más sufre de las taras de este multijugador, resultando tedioso y poco entretenido.


Resumiendo: el multiplayer de 'Resistance 3' es solvente y puede llegar a ser divertido, pero no es adictivo ni supondrá una experiencia de juego a largo plazo. Alarga brevemente la vida del juego original, pero la campaña es claramente la experiencia protagonista y este modo multijugador es un complemento más que, de todas formas, se agradece mucho su inclusión.


'Resistance 3', Insomniac Games, Sony Computer Entertaiment, PlayStation3
Valoración Multijugador: 65/100

1 comentario:

  1. Me quedó bastante claro con la explicación del podcast, a mí el del Resistance original sí que me gustó, me parecía bastante divertido.

    ResponderEliminar