16 oct. 2011

Reanálisis - Heavy Rain


Desde que oí hablar de este título me tuvo intrigado, pero debido a mi estado físico (el estado físico de no ser poseedor de una PS3) no pude jugarlo hasta ahora que mi compañero Kike me lo ha puesto en bandeja. Él mismo hizo el primer análisis de la historia de este fantabuloso blog (y 3ª publicación en total) hablándoos sobre este juego. Esta peculiar aventura derrocha talento y personalidad por los cuatro costados, así que voy a ponerme a ello que si no no acabo nunca:

Esta valiosísima exclusiva de Sony fue llevada a cabo por los "chumachos" de Quantic Dream, estudio de desarrollo asentado en Francia que contaba con dos títulos en el historial: 'Omikron: The Norman Soul' y el 'Farenheit' (precuela "espiritual" de 'Heavy Rain'). Estos señores decidieron hacer una apuesta arriesgada creando un juego casi sin precedentes, una aventura gráfica elaborada como una película interactiva.


La trama gira alrededor del Asesino del Origami. Este asesino en serie (ficticio, de momento) ha asesinado a 8 niños en los últimos 3 años. Sus víctimas tienen de 9 a 13 años, no hay testigos, no hay sospechosos, no hay pistas sólidas, siempre deja una orquídea en la escena del crimen, una figura de origami en una de las manos de la víctima y su "técnica" consiste en ahogar a esos pobres niños con agua de lluvia, encontrándose el cadáver de los niños entre 3 y 5 días después del secuestro.


Nosotros controlaremos a cuatro personajes perfectamente diferenciados que afrontarán la búsqueda y captura del asesino en serie de distintas formas. Por un lado tenemos a Ethan Mars, padre del último objetivo del Asesino del Origami, que se verá obligado a atravesar una serie de violentas pruebas si quiere volver a ver a su hijo con vida. Otro personaje es Scott Shelby, un expolicía que trabaja de detective privado para los padres de las víctimas del homicida y que lleva a cabo su propia investigación sobre los asesinatos. Norman Jayden, agente del FBI que colabora con la policía en el caso del Asesino del Origami y que cuenta con una fascinante herramienta que facilitará enormemente la investigación. Por último tenemos a Madison Paige, una periodista que se verá involucrada en la espiral de destrucción que va dejando el asesino debido a una tremenda casualidad, toparse con Ethan Mars.

Todos los personajes cuentan con personalidad propia que iremos conociendo a medida que avance el juego. Cada uno se enfrenta contra sus propios demonios para salir adelante y sus destinos estará en nuestras manos, o con lo que vosotros cojáis el mando. De esta forma nos veremos expuestos a una serie de situaciones que irán "in crescendo" hasta desembocar en un final apoteósico con una carga dramática infinitamente superior a la mayoría de los títulos que se puede encontrar en el mercado. De todas formas, el rumbo que tomará la historia dependerá única y exclusivamente de nosotros. 


Como ya dije antes, el juego deposita el destino de cada personaje en nuestras manos. Esto no quiere decir que nosotros decidimos absolutamente todo en la historia, pero cerca le anda. Esto se nota muchísimo por ejemplo en la investigación de Jayden, que dependerá por completo de las pistas que vayamos encontrando y lo bien que hagamos los interrogatorios. O también es fácil de percibir en una serie de decisiones que tomaremos a lo largo del juego. La mayoría de lo que haremos tendrá repercusiones un rato después, si bien es cierto que algunas acciones tendrán consecuencias mayores que otras, no es lo mismo dejar que maten a tu personaje en una pelea que decidir si tratar o no con amabilidad a un tío que puede tener información valiosa para la investigación. De todas formas, es fascinante cómo el juego nos pone el peso de la trama en nuestros hombros y nos sentimos realmente responsables de lo que les pasa a nuestros personajes. Esto facilita enormemente la inmersión con respecto a los personajes y la aventura, lo cual hace que todo resulte mucho más interesante para el jugador.

Evidentemente no todo dependerá de nosotros, en el juego hay ciertos elementos que no cambian, como la identidad del asesino y ese tipo de cosas. Esto no evita que las decisiones y la habilidad de cada jugador modifique el juego a su antojo. Parece que el videojuego se adapta a cada jugador, cada uno lo vive a su manera, esto hace que la experiencia de juego de cada uno sea prácticamente "única".


La jugabilidad es posiblemente el factor que ha generado más debate en la comunidad. El juego en su totalidad es una especie de cadena de QTE (quick time events). No es así del todo, pero es algo difícil de explicar. Al controlar a nuestros personajes podremos movernos y a medida que nos vayamos situando cerca de determinados objetos o personajes nos aparecerán en la pantalla las formas que tendremos de interactuar con esos elementos. La forma de interactuar se hará más compleja (vamos, más botones) cuando por ejemplo tengamos que elegir lo que decir en una conversación o cuando realicemos acciones más difíciles y delicadas. Además de eso, también nos toparemos con los mencionados QTE, que plagarán los momentos más tensos del juego en los que dependeremos de nuestros reflejos y nuestro sentido común, como en peleas o persecuciones.

Como añadido, la mayor parte del tiempo podremos enterarnos de lo que piensa el personaje que estemos controlando, lo cual nos servirá no sólo para guiarnos de vez en cuando sino también para conocer mejor a cada personaje. La jugabilidad siempre resulta bastante intuitiva y rápido nos acostumbramos a ella. Hay que decir que los movimientos que haremos sobre el mando terminarán adquiriendo cierto grado de lógica con respecto a las acciones que hacemos en el juego, lo cual ayuda a la inmersión en la historia.


Posiblemente el aspecto más característico del 'Heavy Rain' sea la técnica narrativa que utiliza. Todo el juego lo percibiremos como si de una película se tratase. Los movimientos de la cámara seguirán a los protagonistas siempre trasladándonos de forma enormemente eficaz a la oscura atmósfera que mantiene el juego durante toda la aventura (la cual incrementa a medida que avanza la historia). Las imágenes acostumbran a ser precisas y útiles, a pesar de que por desgracia en alguna que otra ocasión nos pueda estorbar un poco el ángulo de la cámara. La puesta en escena es sencillamente sublime y es de agradecer la elegancia que mantiene a lo largo del juego. En más de una ocasión nos parecerá que estamos viendo secuencias de una muy buena película. Los gráficos evidentemente no son "de lo mejor" que se haya visto, pero sí que están a la altura de las circunstancias y son suficientes para plasmar con fidelidad tanto la historia como la ambientación de juego.

En todo esto ayuda enormemente la tremenda banda sonora, que no sólo acompaña al juego sino que lo transforma en algo mucho más profundo y complejo. Este apartado es enormemente importante, no sólo porque en muchas ocasiones nos ayuda a empatizar más con los personajes, lo cual es increíblemente importante en un juego de estas características, sino también porque nos hará hervir la sangre cuando sea necesario y nos estresará, emocionará o tranquilizará cuando la ocasión lo requiera. Al  este aspecto se le debe sumar el gran labor en el apartado de sonido, el cual también es tremendamente importante a la hora de meternos de lleno en la historia. Además me veo obligado a hacer mención especial al incesante sonido de la lluvia que nos acompañará durante casi todo el juego y nos dará la sensación de que jugamos a contrarreloj.


Tanto el argumento, la naturaleza propia del guión, la jugabilidad, la puesta en escena y la música serán los factores de que se cree una ambientación increíblemente buena. Al principio del juego seremos testigos de la vida de Ethan Mars antes de que nada malo le pasara a su familia y veremos cómo la música es alegre, todo será colorido y estará lleno de luz. El cielo será azul y estaremos rodeados de la belleza de la naturaleza. Todo eso se irá a la mierda junto con la tranquilidad de Ethan. Los colores y la luz serán sustituídos por la oscuridad y un tono grisáceo que nos acompañará durante casi todo el juego. La pureza de aquellas imágenes del principio se transformarán en suciedad y el buen tiempo terminará siendo una lluvia constante de proporciones casi bíblicas. Es decir, la tranquilidad y la felicidad que transmite el principio del juego, las cuales hacen referencia directa al estado anímico del personaje protagonista (Ethan Mars), cambian a una atmósfera asfixiante, tensa y deprimente que se mantendrá desde la primera catástrofe que ocurre en la familia de Ethan al principio del juego. 

Esa atmósfera será prácticamente un personaje más que nos acompañará durante toda la aventura. A algunos os resultará imposible no pensar en la increíble 'Seven' de David Fincher a lo largo del juego. Creo que sin duda ese fascinante thriller de 1995 y el 'Heavy Rain' tienen innumerables semejanzas. Esto lo comentaré con más profundidad en otra publicación, pero lo menciono aquí porque puede ser algo que os interese tanto a los fans del juego como a los de la película. Lo digo porque estoy seguro de que a quien le haya gustado una cosa le gustará la otra.


En definitiva, 'Heavy Rain' proporciona una experiencia de juego no sólo revolucionaria, sino también madura y elegante. Queda claro que un videojuego no es más maduro por mostrar más o menos violencia explícita, porque sus personajes digan más tacos o porque gestionemos un asilo. La madurez recae en la sobriedad del juego y lo que es más importante, que el título no trata a los jugadores como si fuéramos idiotas. Nos encontraremos inmersos en una historia tenebrosa a la par que fascinante, tendremos que enfrentarnos a nuestros temores y superar numerosos desafíos. La aventura nos hará atravesar una amalgama de emociones en las que primará la tensión y la tristeza, pero en la que también habrá sitio para la esperanza y la valentía. Empatizamos con los personajes de forma pocas veces vista en la historia de los videojuegos y en más de una ocasión recaerán en nosotros decisiones considerablemente delicadas que harán que nos cuestionemos incluso nuestra propia moral. A pesar de no ser perfecto mantiene un nivel de calidad considerablemente alto durante todo el juego y mantiene nuestro interés (con algunos altibajos) durante las 9 ó 10 horas que dura. Recomiendo encarecidamente que os embarquéis en esta compleja y turbia aventura, que os planteéis dilemas como pocas veces habéis hecho en un videojuego, que os enfrentéis a algo con personalidad, que sintáis la lluvia como nunca lo habéis hecho, que juguéis a 'Heavy Rain'.

Aquí tenéis el tráiler que se centra en el personaje de Ethan Mars:







Juego: Heavy Rain

Desarrolladora: Quantic Dream

DistribuidoraSony Computer Entertainment.

GéneroAventura gráfica / Película interactiva.

Plataformas PS3.

Nota HLP (Cebollo): 93/100.

Nota Metacritic PS3 





PD: Y el DLC se lo meten por el culo.

2 comentarios:

  1. Ahora que está a buen precio es posible que me haga con una copia no dentro de mucho porque reconozco que ahora sí me ha llamado la atención y mucho, sin duda tiene pinta de que merece la pena probarlo y experimentar lo que propone.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen análisis, mucho mejor que aquel torpe primer análisis de nuestro amado blog que no le hacía justicia al juegaco que es esta maravilla.

    Totalmente de acuerdo en todo, habrá que estar pendientes de a lo que andan los de Quantic Dream...

    ResponderEliminar