6 may. 2011

Especial Valve - X - Yo, mis amigos y un apocalipsis zombie (análisis de Left 4 Dead)


Después del tremendo éxito que tuvo The Orange Box, tanto en ventas como en premios (aunque se le escaparon injustamente unos cuantos GOTYs) , en Valve no se quedaron con el culo quieto. Resulta que las gentes de Turtle Rock Studios empezaron a desarrollar esta maravilla en 2005, un FPS cooperativo que rendiría homenaje al cine de terror y además provocaría infartos entre el público. A las bellas gentes de Valve les gustó la idea, se llevaban bien con Turtle Rock, habían colaborado antes en varios juegos (el Condition Zero o con mapas del CS: Source), así que decidieron comprar el estudio entero, a tomar por culo. Como ya habéis podido ver antes (con Counter-Strike, Team Fortress Classic o Portal), a Valve le va ese rollo. Al turrón, antes de que se nos muera el chino cudeiro:

Como ya os podéis imaginar este juego es más de Turtle Rock que de Valve, pero se sigue notando su bella mano. Principalmente se nota porque el guionista principal del juego es de Valve, el señor Chet Faliszek, que a esas alturas ya había coescrito (junto con Erik Wolpaw y Marc Laidlaw) los juegos de Valve desde el Half-Life 2: Episode One. Lo que sí que hizo Valve fue poner pasta por un tubo y promocionar el juego como diox manda, además de pulir y ayudar a rematar el juego.

En el Left 4 Dead nos presentan a 4 supervivientes de un apocalipsis zombie que son inmunes al virus en su lucha por mantenerse vivitos y culeando coleando. Su aventura se nos cuenta a través de varias campañas  en las que nuestros héroes tendrán que buscar una vía de escape del infierno en el que se encuentran. Es un apocalipsis zombie de los de verdad, con gente muerta andando por ahí, pintadas en las paredes  y homenajes por un tubo.

Nietzsche was here
Las campañas imitan al cine de terror de serie B con detalles como los carteles de las pantallas de "loading" o los créditos al final de cada una de las mismas. Pero no se queda ahí, sino que además hay referencias a videojuegos como Resident Evil 2 (ese coche de policía al doblar la esquina...) y películas como 28 días después (la cual por cierto fue pionera en lo de los infectados-bolt). Tal y como podemos ver a lo largo de toda la obra de Valve, se nos cuentan historias mediante detalles, aunque en este caso destacan sobre el resto las pintadas en las paredes, que las hay coñeras y no tan coñeras (yamentendéis).

Nuestros queridos protagonistas, que por tantas putadas pasan, son personajes de lo más variopintos. Zoey es una tía adicta al cine de terror, Louis es un informático, Bill es un veterano de guerra y Francis es un motero de los que escupen saliba y comen comida para personas (my fav :333). Todos y cada uno de ellos son carismáticos a dolor y nos caen genial al momento, lo que se consigue mediante varios comentarios y diálogos que podremos disfrutar a lo largo del juego. Estos diálogos, además de algunos detalles del juego, estarán plagados del clásico humor negro que podemos encontrar en prácticamente todos los títulos de Valve, algo que se agradece y ayuda a relajarse tras los momentos intensos. Los personajes siempre estarán ahí (a menos que se nos muera alguno), y esto lo digo pa que no os penséis que seréis un héroe solitario que se embarca en una épica aventura, porque en realidad seréis una persona más, porque el grupo es necesario, la cooperación es necesaria, si no cooperas, te dan por el culo, y aquí está la magia del juego.

O no cooperó, o venía de visitar a César
¿Los enemigos? Pues zombies (o infectados, para los tiquismiquis) por un tubo, además de los infectados especiales (ups). Estos infectados especiales se diferencian de los comunes mediante una serie de características que los hacen más putos que el resto. Los 'smokers' nos atraparán con sus lenguas desde lejos jodiéndonos vivos. Los 'hunters' nos saltarán encima jodiéndonos vivos. Los 'boomers' nos vomitarán haciendo que nos venga una horda de infectados y nos jodan vivos. Los 'tanks' nos perseguirán arrollando con todo (coches inclusive, andad con ojo), resistiendo lo que les echemos y dando hostias como panes, efectivamente, jodiéndonos vivos. Y por último la 'witch' nos aparecerá de vez en cuando, lloriqueando hasta que la molestemos, en cuyo caso se abalanzará sobre nosotros y uuuuf... esta sí que nos jode vivos.

El juego se estrenó con poca variedad en lo que a modos se refiere, entre ellos el que más destacable me parece es el que consiste en jugar una campaña online con amigos, que me parece (de forma incuestionable) la mejor experiencia que puede proporcionar el juego. El otro modo de juego es el de 'enfrentamiento', que consiste en atravesar la campaña junto a otras 7 personas, alternando tras cada mapa el equipo que toma el rol de los supervivientes y el que toma el de los infectados especiales.  También disponemos de la opción de jugar las campañas en single player siendo bots el resto de los supervivientes. Más tarde mediante una actualización se incluyó el modo supervivencia, que consiste en aguantar en un mismo punto ante interminables oleadas de infectados.

La duración de las campañas es de una hora más o menos (dependiendo de la dificultad y lo buenos que seamos) y todas son bastante distintas entre sí (desde carreteras a bosques y desde hospitales a aeropuertos). En un principio sólo disponíamos de 4 campañas (actualmente son 7 las oficiales), pero gracias al AI Director cada vez que jugamos es una experiencia única. Este señor lo que hace es controlar las variables del juego, si los jugadores son malos, pues menos infectados y más botiquines, si son muy buenos, pues más duro todo y a curarse con cristales. Gracias a esta herramienta, cada partida es diferente, si bien  hay veces que pueden repetirse cosas, en muchas ocasiones nos encontraremos con hordas de infectados donde antes sólo encontrábamos a un par de ellos jugando al teto y esto, damas y gentlemans, le da salsa al juego que no veas.

Ryanair meets Stevie Wonder ymiraloquepasa
La cooperación es la clave, si nos hacemos los chupiguays y vamos de independientes no tardará en aparecer un infectado especial para darnos por el culo. Necesitamos a nuestros compañeros en todo momento, bien sea para cepillarse hordas de infectados, para ayudarnos cuando nos incapaciten a palos o para rescatarnos cuando colguemos al borde de un abismo. El juego está lleno de detalles que hacen que necesitemos a alguien cubriéndonos las espaldas, siendo el vivo ejemplo de ello el modo de curarse mediante un botiquín que tardaremos varios segundos en utilizar sin poder hacer nada más. Además, en todas las campañas hay ciertos momentos en los que tendremos que enfrentarnos ante una horda de infectados mucho mayor de lo normal y hacer esto sin ayuda es directamente un suicidio, principalmente al final de cada campaña mientras los supervivientes esperan por el vehículo de rescate, momento en el que llegan zombies por un tubo.

Si bien la cooperación es la clave, la tensión también nos dominará en un buen puñado de ocasiones. A veces estaremos mal de vida, con poca munición y situaciones similares, en las que tendremos casi pánico de cruzar la esquina sin saber lo que se nos va a lanzar encima, esta sensación la logra muy bien el juego, incrementando la necesidad de tener a alguien al lado para que nos preste ayuda además de la emoción que supone de por sí estar en tensión y el alivio o fracaso que la sigue.

El arsenal del que dispondremos nos lo iremos encontrando en ciertos puntos de las campañas, disponemos de pistola (con la posibilidad de tener 2 a la vez, si encontramos una segunda), un arma principal, un explosivo y el botiquín. Hay 5 armas principales en el juego, que se pueden dividir en 2 niveles. En el primer nivel estaría una escopeta de las de toda la vida (de las de chaschas-pun) y una uzi, y en el segundo una escopeta semiautomática, un rifle de asalto automático y un fusil de francotirador. Hay dos tipos de explosivos, una bomba que atraerá la atención de los zombies mediante una luz parpadeante y un pitido y un cóctel molotov, por si nos mola mucho la víspera de San Juan. Además de disparar o utilizar los accesorios, podremos golpear a los zombies para apartarlos o hacerles pupa.

¿Has visto a mi perro?
Técnicamente el juego no es nada del otro mundo, pero eso no quita que cumpla considerablemente bien. El motor gráfico vuelve a ser el Source, que en esta ocasión nos muestra unos tonos mucho más lúgubres y tenebrosos de lo habitual. Además de esto, tendremos la opción de añadir un efecto de "granulidad" a la pantalla dándole un toque más especial al asunto. El apartado sonoro es sencillamente perfecto, destacando la banda sonora, que teniendo un oscuro piano de protagonista (y muchos más instrumentos) nos sitúa en la acción de forma sublime. La ambientación es genial, el juego nos mete en la aventura de lleno sin ningún esfuerzo. Se echan de menos elementos narrativos más elaborados, en esta ocasión Valve no nos cuenta gran cosa a través de detalles (nos cuenta bastante, pero no tanto como nos gustaría saber).

El juego es toda una gozada, a pesar de que flojee en ciertos aspectos (algunos de ellos ampliamente mejorados en la segunda entrega). Lo mejor es cómo Valve (y Turtle Rock Studios) nos obliga a cooperar y depender de nuestros compañeros para poder sobrevivir con cierta dignidad, además de proporcionar una ambientación muy lograda capaz de hacer frente a la de un buen survival-horror (género al que sin duda este juego NO pertenece). Una pena el poco arsenal del que disponemos en el juego y la escasa cantidad de campañas oficiales, aunque si buscamos un poco por internet siempre podremos encontrar cientos de campañas creadas por usuarios, algunas perfectamente capaces de ser comparadas con las oficiales. A pesar de todo, la tensión y la adrenalina están garantizadas, un juego de acción ambientado en un apocalipsis zombie de lo más frenético, intenso y endiabladamente divertido que se han visto jamás. Detrás de cada esquina hay una amenaza y detrás de cada puerta un peligro... ¿qué ha sido eso? ¿es una 'witch' llorando? ¡¡¡REVIÉNTALE LA CABEZA A ESA HIJA DE LA DROGA!!!

Os dejo con el que para mí es el mejor tráiler del juego:




Título: Left 4 Dead

Desarrolladora: Turtle Rock y Valve

Distribuidora: Valve con Steam y Electronic Arts

Plataformas: PC, Mac OS X y xbox360

Idioma: Está doblado, aunque recomiendo jugarlo en VOS

Kike ya hizo un suculento análisis en el pasado (verlo aquí)

Tranquilos, fanáticos, que el juego tiene un puñado de logros para que os divirtáis

Nota: 93/100




Para la próxima os hablaré de la suculenta y polémica secuela de esta maravilla.

Priviusli on Especial Valve:

1 comentario:

  1. Venga, que lo mismo para febrero de 2013 ya terminas.

    ResponderEliminar