17 may. 2011

Especial Valve - XII - Think with portals (análisis de Portal 2)


Después del éxito de crítica y publico que tuvo el primer Portal (que se convirtió en un juego de culto casi al momento), los señores de Valve decidieron profundizar en la experiencia y hacer un juego completo del que antaño fue un maravilloso experimento. El efecto sorpresa se había quedado atrás, ya conocíamos la tecnología de portales y cómo la podíamos utilizar. Pero a pesar de ello se las apañaron para hacer una nueva aventura fascinante, inteligente e inolvidable. Voy a intentar controlar mi amor por Valve y hablaros de este juegazo siendo lo más objetivo que pueda, ya que en un principio mi reacción sería derretirme a base de elogios. Preparaos porque este análisis va a ser extenso y algo peculiar:

Nos trasladamos a las instalaciones de Aperture Science bajo la piel de Chell una vez más, pero esta vez un buen puñado de años después de lo acontecido en el juego original. Nos despertamos en una especie de habitación de hotel y obedecemos a una desconocida voz que nos va guiando a través de un breve test cognitivo que se utiliza como tutorial. Ya sabemos andar y mirar a los lados, es hora de volver a la cama. Nos volvemos a despertar y la habitación está hecha una mierda, no tenemos ni idea de cuánto tiempo ha pasado, pero parece que bastante. Ahí es cuando Wheatley llama a la puerta y arranca la trama del juego.

Lo dicho, todo hecho un cristo.
Nunca Valve había preparado tan a fondo una aventura para un jugador. Y lo digo muy en serio, está todo perfectamente calculado para que el jugador vaya profundizando tanto en la historia como en el conocimiento de las mecánicas del juego. Algo en lo que la gente de Gabe ha ido mejorando con el paso de los años es con la narrativa. Aunque el progreso que han hecho ya lo comentaré en otra entrada, es en Portal 2 donde la habilidad de narrar de Valve se encuentra en su punto más alto. En el primer Portal ya habían hecho delicias, dejándonos descubrir progresivamente que las cosas no estaban tan bien como parecían, con un tramo final espectacular. En Portal 2 ya sabemos que no todo es lo que parece y que Aperture Science está llena de secretos, pero los guionistas se las apañan para volver a sorprendernos.

Pero no penséis que nos lanzan a la aventura ya desde el principio, el juego sigue basándose en un progreso constante tanto en la jugabilidad como en la historia. Ya que mucha gente jugará a este título sin haber jugado al primero, nos volverán a familiarizar (o re-familiarizar) con la mecánica de portales. Tal y como pasaba en el primer juego primero nos darán una pistola capaz de hacer un sólo portal, pero no os desesperéis, la pistola "completa" llega antes de que nos cansemos. Así nos van enseñando poco a poco a utilizar las nuevas mecánicas y elementos del juego, complicando los puzzles cada vez más. Se las apañaron muy bien al planear el ritmo con el que nos van soltando las novedades en la jugabilidad. Si bien el juego se puede diferenciar perfectamente en 3 tramos, en cada tramo añaden nuevos elementos y le dan una vuelta de tuerca a lo que habíamos aprendido, haciéndolo todo más complicado y divertido
Tengo la estúpida manía de sacar las screens cuando RESUELVO los puzzles, bonita excepción.
El diseño de las cámaras es notablemente distinto a las del primer juego. Mientras que en el Portal podíamos hacer portales en casi todas partes y en algunas cámaras podíamos disponer de varias soluciones, en Portal 2 la superficie en la que podemos hacer portales se ve enormemente reducida, haciendo que la complejidad sea encontrar una única solución posible. Pocas veces nos dejarán hacer portales por donde queramos para poder hacer el mongol, y así aprovechamos las oportunidades que tenemos (aay... esa amplia cámara en la que nos encantará embadurnarlo todo, ya me entenderéis). La jugabilidad pues, debido a la enorme cantidad de novedades, es deliciosa. Al principio todo es más simple, lógicamente, pero es una gozada estar en los tramos finales del juego y tener que ir mezclando diversos elementos para poder llegar a nuestro objetivo. La curva de dificultad del juego es realmente perfecta, al menos para mí. Hay gente que se ha quejado de que el juego es muy fácil, pero yo le encuentro la medida justa de dificultad. A pesar de que haya cámaras cuya solución aparecerá en nuestra mente de forma instantánea, siempre hay alguna en la que nos quedamos atascados un buen rato, que en mi caso fueron unas cuantas. 

Lo mejor de un juego de puzzles bien diseñado, es que sin llegar a ser frustrante, nos presenta unos retos interesantes que una vez hayamos solucionado nos proporciona una especie de subidón que es cojonudo. Te pasas 20 minutos dándote cabezazos contra las paredes y acabas descubriendo una nueva utilidad para cierto elemento, con la que podrás completar la cámara. Una vez llegas a superar ese obstáculo tu cabeza empieza a hilar elementos con acciones y acabas completando el resto del nivel mientras en tu cabeza suena música angelical. Terminamos sintiéndonos jodidos genios, y eso es muy guay. 

¡Hágase la luz! - Dios/Wheatley
Pero esta entrega no supera a la original únicamente en elementos con los que interactuar ni mecánicas, sino también en profundidad del argumento y personajes. Si bien en el primer Portal sólo oíamos hablar a GLaDOS y a las torretas, en Portal 2 escucharemos deliciosos diálogos de distintos personajes. Tenemos a Wheatley (la esfera que conocemos al principio del juego), a Cave Johnson (antiguo CEO de Aperture Science), una nueva voz en off durante parte del juego, variaciones en las torretas  y entre muchas otras cosas, la todopoderosa GLaDOS, a la que "despertaremos" accidentamente al principio del juego. Nos iremos enterando de la historia del juego a través de los suculentos diálogos que ya mencioné y del entorno, que cumple con el uso clásico que le da Valve como herramienta narrativa. Los diálogos están tan bien escritos, tan bien interpretados, que es imposible no caer rendido ante este apartado del juego.

Lo de los diálogos os aseguro que es algo exagerado. Si bien Valve es conocida últimamente por proporcionar a sus juegos un tono de humor bastante peculiar, en Portal 2 ha sido prácticamente una prioridad. El humor empapa este juego de arriba a abajo, siendo los diálogos el ejemplo más evidente de esto. Además de utilizar en muchas ocasiones los diálogos como motor de la historia, Valve les da constantemente la función de entretener. Tal y como ya hicieron en el primer Portal, al principio y al final de cada prueba tenemos asegurados una serie de comentarios, mientras que en el transcurso de cada cámara lo más normal es que nos dejen a nuestra bola para que nos comamos el coco a nuestro ritmo sin interrupción alguna. Os garantizo que si os gusta el sentido del humor que desprende Valve en sus juegos, este es el más gracioso de todos, de hecho, es el juego con el que más me he reído en toda mi vida. Por cierto, obligatorio jugarlo en versión original subtitulada, es mil veces más natural y cómico el trabajo del doblaje en inglés, que cuenta con nombres famosos (a Wheatley le pone voz el cómico británico Stephen Merchant y a Cave Johnson le dobla J.K. Simmons, que os sonará de American Dad o las pelis de Spiderman) y no tan famosos, que se apropian de los diálogos y de sus correspondientes personajes. Joder, si es que entre los diálogos y la "personalidad" (o "tono", como prefiráis) del juego, hay veces que nos descojonamos vivos.

Pero las bondades del guión no destacan únicamente en el buen sentido del humor, sino también en la aventura que vivimos en la piel de Chell. Además de por una ingente cantidad de cámaras de prueba (que completaremos por el bien de la ciencia), también cruzaremos las tripas de Aperture Science, dejando en ridículo lo que vimos de las instalaciones en el videojuego original. Encontraremos una enorme cantidad de respuestas y nos plantearemos unas cuantas preguntas si atendemos a los detalles y a las conversaciones. A los "chumachos" de Valve no les gusta darnos las cosas mascadas, sería muy fácil parar el juego para explicárnoslo todo con una cinemática, pero deciden aplicarlo a la experiencia de juego, lo cual creo sinceramente que es el punto álgido del estilo narrativo que plasman en sus obras. Una cosa os aseguro, el juego os sorprenderá, eso está garantizado.

No os preocupéis que las screens que uso son todas prácticamente del principio.
El apartado visual corre a cargo una vez más por parte del motor Source, pero con un buen puñado de actualizaciones detrás que se notan bastante. Además de la mejora en unas cuantas texturas, lo más sorprendente es el trabajo que se ha hecho con respecto a la iluminación y los efectos de sombras, que bajo mi punto de vista están a la altura de los "grandes motores" de hoy en día, ofreciendo un notable espectáculo visual (principalmente para tratarse de un motor del 2003). Y me atrevería a decir que el apartado sonoro toma más protagonismo que en ninguna obra anterior de Valve, no sólo con que cada objeto tenga el sonido que le corresponde, sino en el inteligente uso de la banda sonora. La música que sonará en el juego tiene un tono principalmente de electrónica "vintage", pero en muchas ocasiones se mezcla con otros estilos, abrazando incluso la clásica música de orquesta. La música sirve de perfecto acompañante, nos ayuda a introducirnos de lleno en la peculiar atmósfera del juego a través del sonido.

A nivel de diseño el juego es toda una delicia, no sólo en el apartado jugable, sino también en el visual. Veremos un buen apartado de "ambientes" distintos, pero todos retratados de forma muy atractiva a mi parecer. A destacar principalmente el tramo intermedio del juego, que no os destripo para que lo distrutéis al máximo, pero es todo un homenaje a los sentidos.

Qué sombras... ¡QUÉ SOMBRAS!
Pero no todo en el juego es el Single Player... señoras y señoros... también tenemos el modo cooperativo, que resulta ser otra maravilla. Ya me salto un buen puñado de apartados por comentar, ya que sería repetir cosas. El punto principal del modo cooperativo es la jugabilidad y las mecánicas del juego adaptadas para tener que ser superadas entre 2 jugadores. Si bien este modo sigue contando con su propio argumento y seguimos disfrutando de unas líneas de diálogo bastante curiosas, es todo mucho más sencillo que en el modo para un jugador. De hecho los únicos personajes serán los dos robots que controlan los jugadores (Atlas y P-Body) y GLaDOS, que nos va guiando a través de las cámaras de prueba.

Lo mejor del coopeartivo es su función principal, cooperar. Si bien las mecánicas que nos encontraremos son básicamente las mismas que en el modo Single Player, el diseño de los mapas está modificado para que sea explícitamente necesaria la interacción entre dos personas. Los robots no pueden hablar, de eso ya se encarga el chat de voz que facilita el juego, pero sí pueden expresarse mediante ciertas acciones. Estas acciones facilitan la "organización" entre los dos jugadores a la hora de superar los puzzles, entre ellas se encuentra por ejemplo una cuenta atrás de 3 segundos o señalar dónde quieres que tu compañero haga un portal. También dispondremos de un repertorio de gestos para hacer el ñú por las cámaras de prueba, como bailar, saludar o putear al otro jugador. Este modo es endiabladamente divertido, os lo garantizo. De hecho la "falta" de argumento se agradece, ya que de llenar este modo de diálogos por muy divertidos que fueran, obstaculizarían el verdadero propósito que tiene, que es la interacción y cooperación entre dos jugadores.

¡Piedra, papel, TIJERA!
Creo que el mayor inconveniente que tiene el juego es la falta de rejugabilidad. La duración de la campaña para un jugador dura unas 8-10 horas (si uno se para a disfrutar de los detalles) y la del modo cooperativo dura unas 5, y a pesar de ser una duración respetable para un juego de estas características, debido a su linealidad y que lo divertido es resolver los puzzles, al jugarlo por 2ª o 3ª vez la experiencia empeora bastante. A pesar de todo, los logros que incluye el juego nos pican lo suficiente como para rejugar con ganas unas cuantas partes y añadir un buen puñado de horas más. Lo mejor será cuando Valve implemente mediante actualizaciones una herramienta que facilite la descarga de mapas creados por la comunidad para el modo cooperativo, además del nuevo contenido que Valve ya ha anunciado para el verano (y gratis). Algo que también puede molestar a alguno son los "loadings", que hay unos cuantos, aunque a mí no me pareció que llegasen a estropear el juego.

En definitiva (¡por fin! ¿verdad?), Portal 2 es un juego impresionante. Su aventura para un jugador no sólo profundiza en lo que Valve nos mostró en el juego original en cuestión de nuevas mecánicas, sino también demostrando una habilidad a la hora de narrar pocas veces vista en un videojuego, además de gozar de un guión que no sólo destila buen humor, sino también la potencia para sorprendernos una vez más y conducirnos por las entrañas de la mágica Aperture Science en una memorable aventura. El modo cooperativo es una maravilla en cuestión de jugabilidad, Valve experimenta con éxito una vez más en el ámbito de la interacción entre jugadores y complica sus queridos puzzles para tener que resolverlos con 4 portales. Un juegazo como la copa de un pino que no sólo es fascinante, sino que derrocha personalidad y originalidad. Una experiencia de juego memorable cuyo desenlace me gusta ver como una oda al jugador, imposible de ver con malos ojos, al menos para mí, que considero este último título de Valve una completa obra maestra.

Os pongo el tráiler con el que Valve se apropió del pasado E3:





Título: Portal 2

Desarrolladora: Valve

Distribuidora: Valve con Steam y Electronic Arts

Plataformas: PC, Mac OS X, PS3 y xbox360

Idiomas: Muchos, pero el guay es el original con subtítulos

Estreno: 19 de Abril de 2011 (¡sólo con un retraso de 2 meses!)

Requisitos: Tener alguna de las plataformas que cité antes y un cerebro además de manos (aunque se puede jugar con los pies)

Nota: 97/100

Lo sé, igual me ha salido un tochazo demasiado grande y pido disculpas por ello. De todas formas, no quería que se me escapase nada ni tener que recurrir a un análisis individual para cada modo de juego. Hasta aquí los análisis de Especial Valve, puede que en un futuro cuando aprenda a escribir rehaga alguno o algo así, pero lo dudo porque ha sido un curro de cojones. De todas formas aún queda una entrada definitiva para dar cierre al especial que espero hacer uno de estos años.

Priviuisli on Especial Valve:

2 comentarios:

  1. Bueno, primero, a este ritmo no llegamos ni a 11 publicaciones, así que me voy a tener que inventar cualquier cosa, jpoijiojoi.

    Segundo, respecto al análisis, de acuerdo supongo, a ver si me animo con una opinión personal mía que acabe con una nota de 96, para que te sulfures y mueras de infarto por un fallo en las Valves, OOOOOOOOOOH, dios, que malo.

    Tercero y último, a ver si terminas ya macho, que es sólo ponerte un día y hacer la última ya y a ver si alguien se ve la currada que te has hecho coño, que mira que me jode que esto no salga en ningún lado, me voy a tener que poner a repartir panfletos por el metro.

    En fin, que buena publicación and all that things, Portal 2 mola, eso seguro.

    ResponderEliminar
  2. Touché para Valve, no me he podido despollar vivo más. Mejor guión EVER. Y como turra el source! (Me esta quedando un comentario de encefalgrama plano asi que lo dejo aqui)

    ResponderEliminar