12 sept. 2011

Análisis - 'Gears of War 2'



Joder, venga, hay que mantener el ritmo de publicaciones, y ya vamos algo atrasados, así que a meterle caña a esto, con más análisis. Supongo que os acordaréis del análisis que nuestro amado compañero Kike hizo el otro día sobre el Gear of War 1, así que aprovechando el tirón y por dar continuidad a esta saga que concluirá este mismo mes con la salida de la tercera parte, vamos a analizar su segunda parte hoy, aunque de una forma un tanto más especial puesto que seremos dos personas analizándolo, así que nada, dúo-análisis, porque somos así de intrasigentes con las normal y la sociedad y vamos gritando "Fuck da police" allá donde vamos. En este caso seremos César y Cebollo los que demos nuestra opinión, aunque al principio el análisis será general, como cualquier otro análisis y al final cada uno incluiremos una pequeña crítica más personal y nuestra conclusión sobre este juego, por lo que venga, vamos a ello, que nos falta el tiempo.

Como ya dijo Kike en su análisis, Gear of War representa para Microsoft una pieza muy importante de su puzzle empresarial en el mundo de los videojuegos y por tanto estaba más claro que el agua que la gente de Epic iba a trabajar en más juegos de la saga hasta conseguir la trilogía, que parece que esta de moda por cierto, lo de hacer trilogías digo. Bien, partiendo del éxito de la primera parte en Epic tenían la tarea de conseguir hacer un juego aún mejor y con más profundidad pero sin variar la jugabilidad que lo había convertido en un grande del género de los shooters, en este caso en tercera persona, y bueno, parece que lo consiguieron, o al menos lo hicieron igual de bien, porque éste también vendió como panes cuando apareció en noviembre de 2008 y enamoró a la gran mayor parte del público, y es que claro, no hay nada más bonito que partir enemigos en pedazos con la motosierra del Lancer, o eso dicen por ahí.

"¿Te pica aquí?"
Vamos al aspecto técnico y visual. Técnicamente el juego sencillamente mantiene los estándares del primero y consigue exprimir aún más el motor gráfico Unreal (bendito motor gráfico por cierto), por lo que luce aún mejor si cabe en cuanto a texturas y luces, todo ello corriendo de forma fluida en cuanto a fps y sin ralentizaciones notables que impidan disfrutar del juego. En cuanto a diseño artístico se da un paso adelante y se consigue una mayor variedad de escenarios, enemigos, personajes y paisajes en los que se va desarrollando la aventura, todo ello recreado con fidelidad y siempre mostrando el caos que reina a nuestro alrededor, pues los Locust siguen ahí a pesar del desenlace de la primera parte y no es que sólo sigan, es que esta vez vienen pisando más fuerte y en mayor número, también he de añadir que aunque el juego es linear, los escenarios están diseñados de tal manera que dan una sensación de mundo abierto y libertad que es de agradecer, aunque se quede en un mero paisaje la cosa. Por último, el sonido vuelve a ser muy bueno y el doblaje, sin ser muy allá, cumple, sin más, estaría bien que se le diese un poco más de emoción al asunto, pero bueno, es lo que toca.

El argumento del juego ha mejorado sensiblemente respecto al primero, aunque tampoco era muy difícil, porque en el primero más bien nos limitábamos a ir por ahí pegando a tiros, escuchar algo del tipo, "Joder Marcus, putos Locust" y seguir pegando tiros. En esta segunda parte se profundiza algo más en los personajes, por ejemplo en Dom, del que conoceremos un lado más humano del que estamos acostumbrados y de Marcus, del que...bueno, del que veremos que es un tipo muy pero que muy duro, como una piedra vamos. Esta vez la historia nos sitúa seis meses después de lo ocurrido al final de la primera parte y básicamente lo que haremos es ir nosotros a por el enemigo en vez de esperar que él venga a nosotros, es decir, los humanos son los que van a atacar a los locust y eso nos queda bien claro después de ver el vídeo introductorio tras lo que sería toda la fase tutorial del hospital. Este ataque será el principal argumento de peso del juego y conforme a él se irán desarrollando los hechos hasta llegar a la conclusión final, en la que conoceremos al enemigo que se nos viene encima en la muy cercana tercera parte del juego, los Lambent, de todas formas en este aspecto también será como su antecesor, el argumento no estará muy trabajado aunque sí profundizará algo más en la historia y nos mostrará más cosas.

"Hoy no llego a la cena, baby"
Jugablemente hablando hay poco que decir, se mantiene todo lo que hizo grande al primero, sistema de cobertura, armas, forma de apuntar y recargar, enemigos...y se le añaden detalles como combates con motosierra, o duelos, por así llamarlos, en los que tendremos que pulsar el botón rápidamente para que no seamos nosotros los que acabemos convertidos en carne para cocido (gallego), la posibilidad de usar a los enemigos como escudos o ejecutarlos pulsando otro botón, granadas nuevas, morteros y algún arma nueva como una pistola que dispara en forma de ráfagas o el lanzallamas. Los enemigos también han variado poco pero encontraremos algún tipo más como los tickers, bichos que se inmolarán cuando estén cerca de nosotros y los bloodmount, monturas cabalgadas por un locust que nos complicarán la vida de vez en cuando. La inteligencia artificial de estos enemigos será bastante buena, sin destellos de grandeza pero sí estará bien implementada y no nos pondrán las cosas fáciles, menos aún si lo jugamos en dificultades altas, donde realmente las pasaremos canutas en varios momentos del juego.

Para terminar ya con el análisis hablemos de la duración, que rondará las 10 horas de juego pudiendo alargarse o acortarse dependiendo del modo de dificultad que elijamos, aunque más o menos se mantiene por esa cantidad, hora más hora menos, por supuesto también hay que decir que el juego cuenta con cooperativo tanto a pantalla partida como por internet, algo que puede influir también en la duración. El Gears of War 2 también incluye el modo horda, que viene a ser un modo en el que nos irán viniendo oleadas de enemigos y nosotros tendremos que ir acabando con ellas o morir en el intento, también incluye modo cooperativo hasta cuatro jugadores, para facilitar algo las cosas. También incluye modo multijugador, que será entretenido pero que aquí no hemos jugado, así que eso lo dejamos más bien en el olvido.

El del fondo usa chetos, clarísimo.

En fin, vamos con las conclusiones de los dos redactores:

Cebollo

He de confesar antes de nada que me pasé el juego en modo cooperativo con César más o menos en dos tandas separadas por un año. Pero aunque no me acuerde bien de los detalles de los dos primeros tercios del juego sí que me acuerdo de cómo me sentí al jugarlos. 'Gears of War 2', al igual que la primera parte es un título de acción, absolutamente centrado con ella, con un argumento bastante pobre que sirve únicamente para que los desarrolladores tengan la excusa de ponernos delante los desafíos que se les fueran ocurriendo. A pesar de que el juego tiene algo de variedad, tanto a nivel jugable como ambiental, sigue habiendo partes que al menos a mí se me hicieron bastante pesadas. En esto creo que fallan las mecánicas del juego, que son demasiado simples y repetitivas, lo cual añadido a lo lineal y simple que es el guión nos proporciona un juego bastante uniforme. Pero no me malinterpretéis, esta uniformidad goza de acción de calidad, lo cual salva por completo el juego.

Personalmente, creo que el juego está al nivel que está gracias a algunos enfrentamientos contra jefes o momentos puntuales en el juego que gozan de una mecánica que resulta mucho más fresca que las demás. Además de algunos tiroteos que se hacen especialmente interesantes bien sea por nuestras armas o el diseño del nivel. Si lo que buscas en un videojuego es acción sin demasiadas complicaciones, el 'Gears of War 2' es una excelente elección. Por otro lado, si buscas un guión con algo de profundidad o mecánicas especialmente originales o frescas, se convierte en un digno entretenimiento con momentos puntuales que gozan de una calidad que por desgracia no perdura durante toda la aventura. Vamos, que el juego tiene momentos divertidos, pero otros que defraudan soberanamente (como el final).


Come at me bro.
César

La verdad es que coincido con Cebollo en cuanto al planteamiento de todo su argumento con alguna excepción notable. En mi caso el juego no se me hizo repetitivo en ningún momento y lo disfrute muchísimo, sobre todo en partes como el interior del gusano gigante, el tramo final del juego y el principio del mismo cuando vamos montados en el mastodóntico vehículo de camino a visitar a nuestros amigos los Locust. Todo esto sin embargo no consigue cubrir del todo esa sensación de que estamos haciendo lo mismo una y otra vez, eso no lo voy a negar, y es algo que para algunas personas quizá llegué a resultar una traba en cuanto al aspecto jugable del título y para otras como yo sencillamente no lo tengamos muy en cuenta.

Poco más que añadir por mi parte, como ya ha comentado Cebollo los enfrentamientos con jefes son bastante divertidos así como los momentos que se salen de la rutina de disparar; la historia es verdad que sigue sin estar a la altura de lo que cabría esperar pero se ve compensada por las dosis de acción directa que nos brinda el juego. Por tanto, en conjunto, Gears of War 2 viene a sentar las bases de su antecesor y afianzarlas con cambios poco sustanciales pero útiles y vistosos para la tercera parte, que según han dicho en Epic va a ser el mejor juego que jamás hayan hecho. Por mi parte amén a esas últimas palabras y veremos que le depara el futuro a Marcus y compañía en su última batalla.







JuegoGear of War 2.

Desarrolladora: Epic Games.

Distribuidora: Microsoft.

GéneroAcción.

PlataformasXBOX 360.

Nota HLP (César): 86/100.


Nota HLP (Cebollo): 60/100.

Nota Metacritic:  XBOX 360.

1 comentario:

  1. Si antes que termine este año no lo he catado todavía, me odiaré a mi mismo infinitamente. Buen análisis, me gusta lo de las conclusiones de varios redactores al final, coño, si es que somos mu buenos.

    ResponderEliminar