17 jun. 2011

Análisis: 'Burnout Paradise'


En menuda me he metido. Siempre he sido bastante crítico con los juegos de conducción al considerar que se basaban en una fórmula muy viciada que hacía que los unos y los otros se pareciesen excesivamente entre si y ahora tengo la papeleta de analizar 'Burnout Paradise', último trabajo de la saga de los chicos de la difunta Criterion Games, que hace unas semanas Sony regaló a los miembros de PlayStation Plus en búsqueda del eterno perdón por el hackeo a la PSN.

Me váis a perdonar si el análisis os parece incorrecto o que se deja muchas cosas en el tintero pero es que como no soy un jugador muy habitual de los títulos de conducción no tengo muy claro como abordarlo. 'Burnout Paradise' nos pone en la piel de un piloto novato que acaba de llegar a Paradise City, la meca de las carreras y de la conducción. Desde ahí, y participando en varias y diversas pruebas, iniciará su ascenso que le corone como mejor conductor de la ciudad.

¡brum brum!

En 'Burnout Paradise' disponemos de un amplio mapeado al mas puro estilo sandbox, de una buena amplitud y muy completo en cuanto a variedad, por el que podremos desplazarnos libremente. En todo momento podremos inciar la prueba que elijamos, que se encuentran disponibles en determinados puntos de la carretera. Encontraremos por el camino también gasolineras donde arreglar los daños de nuestro coche y reponer el turbo, y desguaces, donde cambiar nuestro modelo de coche. Iniciamos el juego con solo dos clases de coche, pero iremos aumentando el catálogo a medida que avancemos y vayamos desbloqueándo nuevos modelos.

Un símbolo de la saga 'Burnout', o al menos eso tengo entendido, es la destrucción, y estará muy presente en el juego. Las carreras son frenéticas y en ellas deberemos realizar a nuestros oponentes takedowns, o lo que es lo mismo, dejarles fuera de juego provocándoles un accidente, lo cual nos proporcionará turbo, muy necesario a la hora de los sprints finales. Nosotros no estaremos exentos de esto y no serán pocas las veces en las que nos pegemos una buena.



La "historia" del juego consiste en subir lo máximo posible de categoría en el carnet, y esto se consigue haciendo pruebas y mas pruebas. Las hay de diferentes clases, desde las clásicas carreras hasta competiciones de hacer mas takedowns a nuestros rivales, hasta llegar desde un punto A a un punto B de una sola pieza mientras varios rivales nos persiguen con el único objetivo de destrozarnos (para mí, de lejos el modo de juego más divertido).

Hay muchas peculiaridades en el juego que demuestra un buen grado de mimo, como la inclusión de saltos espectaculares, vallas y carteles por todo el mapa a modo de objetos "coleccionables" que nos brindarán jugosos trofeos y la posibilidad de batir tiempos, así como un modo de juego en el que conducimos una moto que no dista mucho del normal salvo por la ausencia de carreras. En el apartado gráfico cumple de sobra, y la verdad esque salvo un sistema de destrucción algo exagerado, luce bastante bien.

Bruuuuuuum

Como puntos negativos, queda la evidente repetitividad de todo el juego, que consiste en hacer lo mismo una y otra vez salvo con la excepción de los jugosos trofeos (en serio, este juego es una MINA de trofeos), y el hecho de que al ser en un "mundo abierto" las carreras no tienen más indicación que la de mirar el mapa constantemente para no salirse de ruta, algo que pasa a menudo, y que frustra un poco por la incomodidad de no competir en un circuito cerrado. Además, la dificultad aunque incrementa a medida que avanzamos no supone ningún reto. Los modos multijugador no estaban disponibles en la versión que se regala en la versión de la PSN, pero supongo que será mas de lo mismo salvo por el añadido de competir contra contrincantes de inteligencia humana.



Todo esto hace de 'Burnout Paradise' una opción perfecta para entretenerse si es regalado, pero no vale para nada el precio de salida de un juego actual, lo que me lleva de nuevo a la problemática de la escasa originalidad de los juegos de conducción. Lo dicho, divertido, gráficamente bueno, adrenalínico, pero con una repetitividad atroz. Mejor con amigos. Ah, y en la BSO hay una canción de Avril Lavigne, avisados quedáis.



Ficha
Título: Burnout Paradise
Desarrolladora: Criterion Games
Distribuidora: EA Games
Plataformas: PlayStation3, Xbox360, PC
Valoración: 77/100


5 comentarios:

  1. He de decir que por alguna extraña (aunque positiva) razón se puede escuchar Epic de Faith No More en la radio del coche. Corroboro también que el juego es entretenido, lo jugué durante una hora o así y fue chachy. Como dice Kike, guay si te lo regalan, pero no gastéis dinero en él.

    ResponderEliminar
  2. Como no tengo ni la más remota idea del juego además del clásico, buen análisis, te diré:

    Bruuuuuuuuum.

    ResponderEliminar
  3. si pero no haceis nada en esta pagina yo benia a buscar los mapas de burnout para ver donde estan las gasolineras y me encuentro 2 comentarios ...... no la recomendare a nadie

    ResponderEliminar
  4. Estoy bastante de acuerdo con todo lo que comentas.

    Dos puntos muy positivios del juego son que la musica (eso de que nada mas instalar el juego suene Paradise City de GunsnRoses me hizo cojer el juego con mas ganas) y la sensacion de velocidad que se experimentar al pisar el gatillo a fondo, muy muy realista, de lo mejor que he visto en todos los juegos de conduccion, infinitamente superior a cualquier Need for Speed.
    Eso si, repetitivo es, y de cojones; las carreras normales son super aburridas (yo tambien me equivoco al cojer las carreteras y tengo que mirar el mapa cada 2 por 3), lo unico que le da un poco de chicha son las cazas y capturas donde te hinchas a meter hostiones ^^

    En resumen, a caballo regalado no le mires el diente, eso si, comprarmelo, never de never

    PD: He de admitir que de escucharla tantas veces..acabe cantando la cancion de avril lavigne (MATADMEEEEEEEEEEEEEEEEE)

    ResponderEliminar
  5. Ahh se me olvido comentarlo, queridos desarrolladores de Criterion Games, aprended a hacer un puto mapa en condiciones, este da asco, no puedes dejar la vista alejada sin soltar el boton, no puedes mover el cursor en condicones sin que se vuelva loco yendo solo a las gasolineras y no se entiende una mierda las carreteras y desvios que hay que tomar. ^^

    ResponderEliminar