11 jun. 2011

Primeras impresiones: Duke Nukem Forever (demo)


Al fin llegó 'Duke Nukem Forever', la leyenda de los retrasos, de las cancelaciones, el modelo a seguir en los desarrollos de Blizzard. Después de estar 12 años en desarrollo y obviamente después de ser  interrumpido y reiniciado muchas veces, se estrenó ayer mismo este videojuego que algunos esperaban como si fuera la segunda venida de Yisas. ¿Cumplirá las expectativas? Ni puta idea oye, pero yo he podido jugar a la demo gracias a haberme comprado el Borderlands y sus DLCs hace cosa de 1 año. Me la he pasado un par de veces y aquí os dejo mi opinión:

La demo empieza con Duke echando una meada y dándonos libertad de hacer un poco el cafre, que si hacer dibujitos en una pizarra, que si coger una mierda del váter y tirarla contra todas las paredes como si opináramos que el Halo es mejor que el Half-Life, vamos, hacer el gilipollas. Cuando nos cansamos de hacer el capullo tiramos pa alante y después de recoger un lanzamisiles subimos en un ascensor hasta el campo de fútbol americano bajo el que nos encontrábamos. En él hay un bicho muy grande y muy feo que nos intentará hacer pupa. Después de cepillarnos al boss, vemos que Duke estaba jugando en una consola (¡en consola! ¡menudo hardcore de mierda!) mientras se la mamaban unas potentes gemelas, y después de un chiste "meta" pasamos a la siguiente y última fase (de la demo).


En esta fase empezamos en un vehículo, con la complicada tarea de tirar para alante y esquivar pedrolos gigantes que nos vienen por delante. Evidentemente esto es pa enseñarnos que habrá partes a vehículo y más o menos cómo funcionarán. Luego nos quedamos sin gasolina y tenemos que ir a buscar algún bidón en una mina "abandonada". Antes de entrar a la mina nos tendremos que enfrentar ya a algunos enemigos (una especie de alien-cerdo antropomórfico). Las primeras armas que nos encontramos son una railgun (¿hace falta explicar qué hace?) y una escopeta. He de decir que los combates son... prácticamente estáticos y facilones. La IA de los enemigos consiste en ir corriendo hacia tí o dispararte moviéndose hacia los lados, lo cual facilita bastante las cosas cuando tienes un arma que se los carga de un disparo. Bueno, derribamos una nave (el momento que más habilidad requiere de toda la demo porque tenemos que permanecer a cubierto si no queremos morir), entramos en la mina (con una breve referencia al Half-Life mediante un comentario de Duke), matamos a unos bichos, cogemos el bidón y nos largamos cagando hostias encima de una vagoneta. Una vez subimos otra vez al vehículo acaba la demo. Fin.

Nada mejor que un bug tonto al empezar una demo.
Resulta obvio que el juego está expresamente diseñado para conservar el espíritu de los antiguos FPS de los noventa. Además conserva el espíritu de la saga de Duke mediante esos comentarios bestias, machistas y fardones que suelta siempre que puede. El juego seguro que es capaz de provocarnos un buen puñado de carcajadas y la demo tiene ciertos momentos bastante coñeros. El apartado técnico es decente, el juego cuenta con un motor gráfico muy potente, pero el diseño de los mapas de la demo (exceptuando el combate en el campo de fútbol) son bastante pobres. El espíritu de los FPS pioneros se va a la mierda cuando limitan el arsenal a 2 armas como en la saga Halo o Call of Duty. Además, la vida (ego) se nos regenera sola y bastante rápido. A pesar de esto último, he de decir que los enemigos hacen bastante daño, así que el juego seguramente resulte bastante desafiante en algunos puntos clave. Además de un par de armas podemos llevar explosivos o cerveza (que nos aportará defensa durante un rato) entre otras cosas.

Lo que menos me han gustado son los enfrentamientos con los enemigos, me han parecido soberanamente cutres, forzados y estúpidos. Lo que más me ha gustado es el sentido del humor, las burradas de Duke y los pequeños detalles humorísticos que invaden el juego. Para haberlo jugado en difícil he de decir que me fue todo bastante fácil, las veces que morí se debieron a que yo suelo ser bastante kamikaze y me gusta dar caña de la buena. A pesar de todo, creo que hicieron muy mal en elegir el 2º mapa para la demo. Estoy seguro de que si hubieran elegido mejor esta preview estaría hecha con bastante mejor humor. El juego tiene pinta de ser entretenido con algunos momentos realmente divertidos, pero escasos. En la demo al menos no he visto ni una mecánica realmente llamativa, momentos realmente espectaculares (el enfrentamiento contra el boss es lo más espectacular y una vez descubres su mala puntería pierde bastante fuelle), o un guión potente. Lo que sí he visto y me ha gustado es que el juego no se toma en serio a sí mismo, es un juego hecho en plan chorras y de tal modo debe ser jugado, no lo toméis demasiado en serio porque entonces os llevaréis un gran chasco.

De todas formas, lo mejor sin duda es que el juego nos facilita una herramienta con la que explotar nuestra creatividad inocente, emotiva y cautivadora:
¡Quién la pillara!
PD: Lo de que es el modelo de desarrollo de Blizzard es porque parece que han cogido un juego de los 90 y han actualizado sus gráficos.

2 comentarios:

  1. Yo pensaba que lo de Blizzard era por tardar mil años en sacar sus juegos, no por lo de los gráficos, xDDDDDDDDDDDD.

    Respecto al juego, ya no la demo, tarda bastante en arrancar la acción pero la verdad es que está entretenido de momento. Los enemigos si parecen bastante imbéciles, pero bueno, supongo que le dijeron a Randy Pitchford que desarrollar una nueva IA les llevaría un año más, por lo que seguro que este dijo: "Tirad pa'alante con el código de 3D Realms de hace 10 años y vamos que lo petamos", pero en inglés, claro.

    Y bueno, poco más, en cuanto lo termine haré el análisis y ya lo comentaré más a fondo, ahora, eso sí, es un poco cagada querer mantener el espíritu ese de los 90 al que haces referencia y añadir una barra de salud que recupera sola (en vez de tener 100 de vida y punto) y limitar el arsenal a sólo dos armas, eso si que no.

    ResponderEliminar