25 jun. 2011

Análisis: Duke Nukem Forever


Aunque algo más tarde de lo previsto ya está aquí el análisis del Duke Nukem Forever. La verdad es que un análisis difícil de hacer para mi en varios sentidos, siendo el primero y más claro el hecho de que yo no tengo la experiencia previa de haber jugado a otros títulos de Duke Nukem y más en concreto el Duke Nukem 3D, algo que de una manera u otra sí que influye a la hora de analizar este título. También está el hecho de encontrarme ante un título que no deja indiferente a nadie y que no es precisamente un desarrollo "casual" que puede ser analizado de forma digamos..."obvia", por lo que es un tanto difícil saber si el análisis que se está haciendo es el correcto. De todas formas, sea lo que sea, vamos a ver qué nos trae este nuevo Duke Nukem después de unos catorce años llenos de desarrollos, drama, más desarrollo y algo más de drama.


Para ponernos en situación y puesto que no quiero ponerme a contar toda la historia, es más que sabido que el Duke Nukem Forever ha sido uno de esos títulos con un desarrollo interminable, que ha pasado por varias desarrolladoras y que ha estado lleno de drama por todos lados, llegándose a hablar hasta de cancelaciones en determinados momentos. De todas formas eso es algo de lo que todo el mundo ya ha hablado y que muchos han tratado en los análisis hechos, así que partiendo de la base de un desarrollo movidito que acabó en las manos de Gearbox Software, creadores de, por ejemplo, el Borderlands y sabiendo todo el fondo de la historia, vamos ya a darle a lo que vendría a ser el juego en sí, en este caso la versión de PC, que es la que yo he jugado, aunque si alguien ha podido probarlo en consola sería bienvenida una opinión sobre el juego en cualquiera de las plataformas.

Nada mejor que poder echar una meadita antes del combate.

Empezando con el apartado técnico está claro que Duke Nukem Forever vive en el pasado en ese aspecto, con texturas de calidad ya no mala sino excesivamente mala, un desenfoque extraño e inexplicable al mirar a lo lejos y en general un apartado gráfico bastante pobre. Esto puede resultar algo extraño a priori primero por estar desarrollado con el motor Unreal Engine de Epic, un motor que si algo demostrado es que puede ser muy versátil y dar vida a multitud de juegos, aunque lógicamente no exento de algunos fallos técnicos; segundo por tener un desarrollo tan largo a sus espaldas uno tiende a pensar que al menos han tenido su tiempo para trabajarlo, pero claro, como ya se ha comentado es de pura lógica que tras muchos años en los que más que avanzar se iba para atrás y para alante constantemente, al final haya quedado un título descuidado en cuanto a gráficos se refiere, algo que tampoco se le puede achacar a nadie en concreto, porque en general es un poco culpa de todos.

A pesar de estos gráficos un tanto cutres hay zonas que sin embargo lucen mejor que otras y en las que no se siente ese aspecto de cutrez que por ejemplo si se siente en otras como pueda ser casi al principio del juego, cuando estamos en el piso de Duke y tenemos la opción de mirar por la ventana, en serio, es la cutrez llevada a su máximo explendor, pero bueno, no es algo que sólo pase en este juego. Por otro lado los diseños de personajes son más bien pobres y con poca variedad y el diseño del Duke, más bien sus animaciones cuando nos podemos ver reflejados en un espejo son para desear que mejor no hubiesen puesto esos espejos, en serio, ver saltar a Duke es cuanto menos un espectáculo digno de vivir por lo increíblemente mala que es la animación, lo que no quita que nos echemos unas risas al verlo.

Soldados útiles, sí.

Dejando ya el apartado técnico de lado, que repito, no es que sea una basura, sencillamente se esperaba mucho más después de tanto tiempo, es hora de hablar de la historia y el jugabilidad, siendo el primero algo que no importa mucho y la segunda algo que sí importa bastante y más en este caso.

Respecto a la historia la cosa es bastante simple, han pasado diez años desde que Duke echase a los alienígenas de la Tierra pero estos han decidido volver para tocar las pelotas de acero de nuestro carismático personaje, robando a las mujeres y en general causando bastante caos, algo que lógicamente Duke no va a tolerar y va a tratar de volver a patear a sus culos de vuelta al espacio, fin. Tras esa premisa inicial que ni los mejores guiones de Hollywood podrían haber alcanzado jamás tomaremos el control de nuestro personaje, el ya más que famoso Duke Nukem y nos liaremos a tortas con los enemigos recorriendo diversos escenarios y llevando a cabo diferentes mecánicas de juego.

Respecto a esas mecánicas de juego el primer fallo grave que nos encontraremos en este título que, recordemos, pretende evocar el espíritu de la llamada "vieja escuela" o "old school" en inglés, es limitar nuestro arsenal de armas a sólo dos, algo realmente intolerable si tenemos en cuenta que no es un juego que precisamente pretende evocar el realismo y la seriedad que si quieren transmitir otros y en el que además disponemos de un arsenal muy llamativo que sería un gustazo poder usar en todo momento. Otro fallo es sin duda el incluir una barra de vida (llamada ego dentro del juego) que se regenera sola si no recibimos daños, sinceramente algo totalmente innecesario y que sobra, deberían haber dejado botiquines o semejante cosa que recuperase tu vida y ya está, le hubiese dado otro toque al juego. Estos serían dos de los fallos más graves de la jugabilidad aunque también nos encontramos con diseños de escenarios y en general linealidad en todas partes que merman la experiencia general del título.

Coche, desierto y rayo hacia el cielo.

No desesperemos, que no todo es malo, si hay algo que encontraremos son momentos realmente mucho más divertidos que el conjunto del juego en sí, momentos que se agradecen porque si no esto sería un coñazo de jugar, no vamos a engañar a nadie. Las luchas contra los jefes son probablemente de los mejores aspectos del juego, además el diseño en esos momentos está bastante más logrado y cumple mucho mejor, por el contrario, las partes de conducción y de "plataformas" son algo metido a la fuerza, más bien las primeras, porque conducir por páramos vacíos, atropellar a un enemigo, quedarse sin gasolina, ir a por gasolina mientras matas a tres fulanos y una nave y volver al coche para repetir ese proceso unas cuantas veces acaba siendo bastante infumable la verdad. Aún con todo esto, lo que personalmente más me ha gustado de este juego es la posibilidad de interactuar con muchísimas cosas de los escenarios, algo que son simples detalles, pero que a mí me me encantan.

Algunos de estos detalles son por ejemplo poder jugar al billar (malamente), poder hacer pesas, hacernos unas palomitas en el microondas, meter una rata en el microondas y observar la fuerza de la naturaleza, sacar comida y bebida de máquinas expendedoras, jugar al air-hockey, etc. Todo ese tipo de detalles unido a muchas referencias sobre otros videojuegos como Halo, Dead Space o incluso WoW (por lo de Leroy Jenkins) es lo que le dan al juego un toque distinto a los demás y lo dotan de una personalidad más marcada, algo en lo que el personaje del Duke Nuken con su característica voz también influye lógicamente, porque qué sería del Duke Nukem sin las frase de Duke. Respecto a esto último he de comentar que creo que en consola está doblado al castellano sin posibilidad de cambiarlo a inglés, de ser así me parece un tremendo error que debería arreglarse mediante una actualización porque este juego se tiene que jugar en versión original con subtítulos como mucho, no tiene ningún sentido hacerlo en cualquier otro idioma en lo que a las voces respecta, porque perdería muchísimo.

"Special armor is for pussies"
Rematando ya el análisis voy a ser sincero, no creo que este juego valga lo que cuesta, por mucho Duke Nukem que sea mis expectativas estaban bastante más altas para lo que luego me he encontrado, por lo que para un verdadero seguidor de la saga no sé qué le habrá parecido pero seguro que no le ha sabido igual que jugar al Duke Nukem 3D allá por el 1996. Por lo que parece en consola los tiempos de carga son muy excesivos, eso al menos a mí no me ha pasado, pero de ser así la verdad es que eso deja mucho que desear, porque si por una tontería acabas muriendo y tienes que estar casi un minuto mirando cómo carga la pantalla, la verdad es que la experiencia de juego no va a ser muy gratificante. Añadir que la acción podría estar muchísimo más trabajada, la inteligencia artificial de los enemigos también y que algunas partes que intentar imitar a los visto en juegos como Call of Duty sencillamente sobran, porque la fase en la que vamos montado en una nave disparando a los enemigos que tenemos por abajo es bastante penosa la verdad. Respecto al multiplayer que aún no he comentado, lo he jugado cinco minutos y me ha parecido malísimo, los servidores los crean los usuarios, si se va el creador se desconecta todo, además tienen muchísimo lag y el juego es muy poco intuitivo y nada divertido, por lo que en resumen es mejor que ni lo probéis, dudo que cause mucha sensación.

Party Fresh!
Con todo esto Duke Nukem es un producto más o menos notable, que se siente como de otra generación, como del pasado, da la sensación de que no encaja como un producto del 2011, más bien como un juego de hace cuatro o cinco años la verdad, pero que aún así si es capaz de mantener unos estándares de calidad que al menos no lo convierten en una bazofia pero que tampoco hacen de él el juego que muchos querrían que hubiese sido, esperemos que en el futuro y ya con más calma todos los detalles se pulan y el juego no tenga que apoyarse únicamente sobre su nombre y la figura del personaje principal sino que también nos aporte algo más y mejor a lo visto en este Duke Nukem Forever. Hasta entonces, "Hail to the King, baby!".




JuegoDuke Nukem Forever.

Desarrolladora: 3D Realms / Piranha Games / Gearbox Software.

Distribuidora: 2K.

GéneroAcción / FPS.

PlataformasPC (Requisitos) /  XBOX 360 / PS3.

Nota HLP (César): 66/100(Versión de PC)

Nota Metacritic: PC / PS3 / XBOX 360.

Comprueba si tu ordenador cumple los requisitos aquí.

3 comentarios:

  1. Tengo unas ganas locas de poder pasármelo para descuartizarlo, la demo ya la comenté en el pasado y me pareció considerablemente floja. Pensé que le ibas a poner más nota, aunque no está nada mal, mayores hostias le han caído.

    ResponderEliminar
  2. Si recibo un mensaje de Gearbox con algún incentivo lo mismo le subo la nota, ;DDDDDD.

    ResponderEliminar
  3. Todo cierto, pero solo añadir que los gráficos al principio del juego, creo que son un homenaje a Duke Nukem 3D.

    Saludos.

    ResponderEliminar